Durante sus primeros diez días de apertura, Oasiz ha tenido un gran éxito de acogida, superando los 307.000 visitantes. Miles de personas, provenientes no solo de la Comunidad de Madrid sino de distintos puntos del país, han querido ser los primeros en descubrir y disfrutar de este resort comercial de Compañía de Phalsbourg, pionero y único en España, y realizar sus primeras compras navideñas. 

«Nos sentimos muy felices por la excelente acogida que está teniendo Oasiz durante los primeros días. Estábamos seguros de que el proyecto iba a sorprender a los visitantes, pero se han superado nuestras mejores expectativas. No solo por el elevado número de personas que se han acercado hasta el resort comercial, sino porque, por los mensajes que nos hacen llegar, está gustando mucho y lo consideran un espacio donde poder disfrutar de un día en familia”, afirma Raphael Martin, presidente de Compañía de Phalsburg.

 “A todos ellos queremos darles las gracias por acompañarnos, los clientes son nuestra prioridad y todo el esfuerzo, trabajo y pasión que hemos puesto y seguimos poniendo en este proyecto es con el objetivo de dar respuesta a sus necesidades y exigencias. Durante el mes de diciembre, coincidiendo con la Navidad, esperamos poder alcanzar el millón de visitantes», añade.

Para facilitar el acceso de los visitantes que quieran ir en transporte público a Oasiz Madrid, Compañía de Phalsbourg ha habilitado un autobús gratuito entre la estación de tren de Soto del Henares y el resort comercial. Con frecuencia cada 20 minutos, funciona de lunes a domingo de 10:00 horas a 22:00 horas, con salida al inicio del Paseo de la Democracia esquina Avenida Carmen Laforet (junto a la estación Soto del Henares) y llegada a Oasiz (parada de los autobuses urbanos L6).

Concebido como un lugar para vivir experiencias, en Oasiz Madrid el aire, el agua y la vegetación se combinan con la arquitectura más avanzada para crear un punto de encuentro abierto a todos. Un espacio de ocio y desconexión, pero también de deportes de aventuras e incluso de negocios, con amplias zonas verdes con casi 100.000 árboles y arbustos. En definitiva, una experiencia 360°.

Con 4.000 plazas de parking y 117 locales, Oasiz Madrid está concebido en torno a dos lagos con un total de 10.000 m2, rodeados de palmeras y cascadas y con un embarcadero. Los amantes del agua y el mar podrán disfrutar además de una jornada inolvidable en su playa con beach club de más de 3000 m2, que incluye piscina y jacuzzi.

Alrededor del gran lago central se encuentra la amplia oferta de restauración de Oasiz Madrid, con 30 restaurantes y un mercado gastronómico donde poder degustar exquisitas y muy diferentes propuestas.

Las infinitas posibilidades de ocio del resort de Compañía de Phalsbourg están pensadas también para los amantes de la aventura, con numerosas actividades como karts eléctricos indoor, tirolina, túnel de viento, escalada, pista de patinaje, barcos, … así como un gimnasio donde, además de hacer deporte, se podrá disfrutar de unas vistas increíbles.

Concebido como un espacio para disfrutar en familia, Oasiz Madrid cuenta con un área infantil de más de 1.000 m2, así como con una bolera y 11 salas de cine de última generación, que abrirán sus puertas el próximo fin de semana.

La cultura tendrá un protagonismo especial en Oasiz Madrid, con una programación continua durante todo el año que incluirá actuaciones y conciertos en su escenario al aire libre con pantalla gigante, exposiciones artísticas, etc. Por supuesto, en Oasiz Madrid también se puede disfrutar de una jornada de shopping en sus espacios comerciales donde inspirarse y comprar los más diversos artículos.

El coworking

Oasiz Madrid va a ser asimismo la mejor opción, en un futuro próximo, para todos aquellos profesionales que busquen un espacio de trabajo con las mejores prestaciones, gracias a su innovador coworking de 2.500 m2. El coworking es un nuevo concepto flexible y con carácter internacional que va a redefinir la forma de trabajar.

En este coworking, el trabajo y la vida conectan en todos sus puntos. Por ello, una vez finalizada la jornada laboral, se podrá desconectar, disfrutar y relajarse en el mismo sitio sin necesidad de desplazarse.