Kai Pilger|Wikipedia

Kai Pilger|Wikipedia

El gigante financiero HSBC va a poner a prueba el apetito de los inversores por el mercado de oficinas alemán, con la puesta a la venta de su sede principal en el país.

Ubicado en la ciudad de Düsseldorf, el edificio cuenta con una superficie de unos 19.000 m2, con zona comercial en la planta baja y podría traspasarse por entre 150 y 200 millones de euros. La entidad británica ha encargado a la consultora inmobiliaria CBRE la comercialización del activo, y se espera que a primeros de diciembre reciba las primeras ofertas. 

La salida al mercado del edificio coincide con el reciente traslado de la plantilla de HSBC a otro inmueble más grande, de unos 25.500 m2, y ubicado también en Düsseldorf. 

Esta no es la primera vez que el gigante financiero británico se desprende de una sede. En 2014, por ejemplo, vendió al fondo de Qatar su cuartel general en Londres, en una operación de la que no trascendió el importe, pero que estaba valorada en torno a 1.000 millones de libras (unos 1.120 millones de euros al cambio actual).