Aspecto actual del edificio

Aspecto actual del edificio

Foto: Google Street View

El edificio más antiguo del barrio de Malasaña, uno de los más alternativos de todo Madrid, ha conseguido la licencia de servicios terciarios, lo que le abre la puerta a poner en marcha pisos turísticos.

Se trata del inmueble del siglo XVII que albergó el colectivo social Patio Maravillas, conocido por ser uno de los baluartes del movimiento 15-M. Desde septiembre de 2014 está en manos privadas, cuando el fondo de capital riesgo Prime Cities se lo compró a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) por unos dos millones de euros.

En los últimos meses está viviendo una profunda rehabilitación por parte del grupo constructor ACR Grupo y en febrero consiguió el visto bueno del Ayuntamiento para conseguir la licencia de servicios terciarios. En concreto, tiene permiso para convertirse en un destino de “hospedaje, en régimen de interrelación de uso compatible, en edificios existentes de uso residencial en el Distrito de Centro”. Así pues, podría albergar viviendas vacacionales en pleno centro de la ciudad.

En los años 90 el inmueble estuvo en manos del Consistorio, que lo destinó a vivienda social, posteriormente estuvo ‘okupado’ y en 2014 fue vendido al fondo. Su nuevo propietario solicitó el cambio de licencia de uso residencial en otoño de 2016 y fue en febrero cuando consiguió el permiso definitivo.