Fuente: Revistainteriores

Fuente: Revistainteriores

El 42% de los españoles tiene en sus planes cambiarse de vivienda en los próximos cinco años. Es una de las conclusiones alcanzada por el Observatorio Vía Célere de la vivienda en España. La principal razón que motivaría este cambio de vivienda es la búsqueda de un hogar mejor, en el 54% de los casos. Por otra parte, un 22% de los encuestados asegura que lo está buscando por una ubicación en un barrio más adecuado a sus necesidades, mientras que un 19% indica que este cambio se debe a que desea una residencia más adecuada a las necesidades detectadas durante el confinamiento. Por último, el 5% restante afronta este proceso como un método para ganar dinero con la venta o alquiler de su vivienda actual.

En este proceso de búsqueda, dos tercios de los españoles prefieren las viviendas nuevas frente a un tercio que se decanta por las de segunda mano. Estos resultados se deben, como razón principal, a la eficiencia energética que ofrecen las viviendas recién construidas, según ha asegurado un 77% de los encuestados. El resto de motivos que hacen a los españoles decantarse por viviendas de obra nueva son la calidad de los materiales empleados (72%), la zona en la que se ubican los nuevos edificios (56%), la decoración moderna (50%) y las zonas comunes (40%).

El estudio también destaca que la gran mayoría de los españoles, el 72%, adquirió su vivienda hace más de diez años, mientras que solo un 25% la adquirió hace menos de 10 años y más de uno. Por último, tan solo un 3% confirma haber realizado la compra en el último año.

Asimismo, durante el proceso de búsqueda, el 72% de los encuestados asegura que la promotora inmobiliaria es un factor importante (50%) o muy importante (22%). De la misma forma, un 35% de los españoles asegura que estas compañías fomentan la sostenibilidad medioambiental.

Propiedad frente al alquiler

La encuesta también ha detectado un desfase entre los deseos de los españoles de contar con una vivienda en propiedad con la realidad del régimen en el que viven. Según el estudio, un 58% de la población de nuestro país vive en régimen de propiedad, mientras que un 26% lo hace de alquiler y un 16% en la casa de un familiar o amigo. Sin embargo, un 83% de los encuestados asegura que preferiría vivir en régimen de propiedad, frente a un 17% que apostaría por el alquiler.

En esta dirección, el estudio también determina que las principales razones que impiden adquirir a una vivienda a las personas que viven de alquiler son financieras, siendo así para el 92% de los españoles. De entre estos últimos, la mitad (un 46% del total) asegura que se debe a un precio de compra inaccesible, mientras que la otra mitad (un 46% del total) lo achaca a la falta de capacidad para contar con financiación.

 Más allá de estas razones, un 20% de los encuestados que vive de alquiler, pero preferiría vivir en una vivienda de su propiedad, no realiza la compra ante la falta de certidumbre sobre un posible traslado en el futuro y un 8% indica que no encuentra una vivienda para comprar en la zona que le interesa.

Recorrido por delante para la compra online

Entre las conclusiones del estudio también se extrae el amplio recorrido que aún tiene por delante el proceso de compra online cuando se trata de una vivienda, ya que tan solo un 11% de los españoles estaría dispuesto a realizar todo el proceso de compra de forma virtual. Por el contrario, un 42% de los encuestados asegura que no le importaría realizar parte del proceso de compra online, pero visitando el punto de venta en alguna de las fases del mismo. De la misma forma, un 47% sigue prefiriendo realizar todo el proceso de forma presencial.