Eddie Wattenwill, cofundador de Haibu 4.0

Eddie Wattenwill, cofundador de Haibu 4.0

Polémica es la mejor palabra que define a Haibu 4.0, el proyecto de ‘casas colmena’ (mal calificadas según su fundador) que Eddie Wattenwill está desarrollando en Barcelona. “Haibu 4.0 es la respuesta a la nefasta política de vivienda que tenemos en toda España: la crisis no ha acabado para muchas personas que están durmiendo en la calle y que agradecen tener una vivienda compartida”, ha explicado Wattenwill en el marco de inmonext 2019 en Barcelona.

“Llegamos a esta solución para ayudar a personas que necesitaban un lugar donde vivir. Hay personas que teniendo trabajo no podían acceder a una simple habitación”, explica el fundador de Haibu 4.0. La polémica, según Watenwill, les ha ha llevado a recibir críticas, y “muchas veces no se ha reflejado la realidad”. “Nuestros habitáculos son cien veces mejor a cualquier hostal que podemos encontrar en Barcelona”, sostiene.

“Nuestras mal llamadas colmenas sirven para dormir, el resto del local es donde se vive: tenemos muchas medidas, no sólo el dato polémico de que era una superficie indigna; una persona no ocupa más de dos metros cúbicos para dormir, lo que hace nuestros habitáculos más que dignos”. “Nuestro proyecto, además de ayudar a la sociedad (ya que el fundador aclara que es una vivienda temporal) creemos que es un modelo de vivienda de futuro”.

Los impulsores del proyecto de Haibu 4.0  creen que puede ser polivalente para distintas necesidades, “no para turistas”. “No queremos al turista e igual por este motivo tenemos problemas con el ayuntamiento de Barcelona”, ha exclamado Wattenwill.

“Toda esta aventura habría sido de otra manera si los políticos hubieran honrado a sus votantes y no insultaran su inteligencia. Si se hubieran reunido con nosotros y nos hubieran escuchado todo habría sido distinto. “No pueden hablar de dignidad cuando ellos no la tienen, ni tampoco de hacinamiento de personas cuando hay gente durmiendo en la calle o que pierden su empleo por no poder ducharse” sostiene Wattenwill.

“Barcelona no puede crecer más”, dicen desde Haibu 4.0. “Solo puede expandirse en altura o utilizando lo inutilizado, locales vacíos. Supongo que estamos pecando de ser los primeros, pero seguiremos con nuestro proyecto, ya que las solicitudes para vivir en nuestras instalaciones no dejan de llegar”.