Luis Pérez y Emiliano Bermúdez han presentado los resultados de la compañía en 2017 / DonPiso

Luis Pérez y Emiliano Bermúdez han presentado los resultados de la compañía en 2017 / DonPiso

La catalana Donpiso ha cerrado un 2017 de éxito, aumentando sus ingresos un 30%, con unos 27 millones de euros entre todas sus sociedades, y ha aumentado su presencia al abrir 29 oficinas, de las cuales 7 eran de propiedad. Sus directivos se han mostrado optimistas de cara a 2018 y esperan que continúe este crecimiento, con una recuperación de la estabilidad y una demanda de nuevos núcleos urbanos que tendrá incrementos de precio moderados. Aunque consideran que la restricciones de la banca para financiar es el principal problema que se encuentran los compradores.

La firma inmobiliaria presentó sus resultados anuales, con un volumen de 457 millones de euros en transacciones inmobiliarias, un 22% más que en 2016, lo que superó sus objetivos. Donpisoha trabajado en las zonas con mayor capacidad de crecimiento para el mercado inmobiliario, que es Cataluña, Madrid, la costa valenciana y las Islas Baleares, pero entre sus objetivos para 2018 está expandirse a zonas en las que aún no están presentes: Cantabria, Galicia y Extremadura. 

Es ahí donde la inmobiliaria pronostica una clara tendencia para los próximos tres años. “El mercado inmobiliario en España funciona, sin duda, a dos velocidades, pero poco a poco habrá nuevos núcleos urbanos que irán consolidándose”, explicó Emiliano Bermúdez, subdirector de la firma. La demanda en esas nuevas zonas pueden satisfacer a nuevas generaciones que podrían renunciar a la ubicación para atender al coste. Por eso, aunque ahora Barcelona o Madrid marquen el ritmo (lo que ellos llamaron zonas básicas), “irán cediendo protagonismo a las primeras coronas metropolitanas de la ciudad, donde la gente irá a comprar casas por una principal razón: el precio”, puntuó Bermúdez.

En ese sentido, igual que las periferias a las grandes ciudades irán creciendo y absorbiendo demanda, las ciudades más pequeñas de España también irán creciendo “aunque con precios más moderados, entre un 6% y un 8%”,  prevé Luis Pérez, director de Donpiso. Para las grandes urbes, por su parte, auguran subidas del 10%.

La recuperación del sector “se está manteniendo desde 2015”, explicó Pérez. “Aún queda recorrido de precios al alza y las actuales circunstancias van a confirmar esta senda del crecimiento”, presiente Bermúdez.

Por otra parte, pese al escenario optimista que pronostican, los directivos ven en la banca y las actuales condiciones hipotecarias un freno para el mercado inmobiliario. La financiación es clave en el desarrollo del mercado inmobiliario y el funcionamiento del circuito. “Cuando antes se excedió en la concesión de hipotecas y superando hasta el 100% el crédito hipotecario, ahora se ajusta por debajo del 80%”, señaló Pérez. “Entre un 12% de gastos, más la entrada, hay un 30% aproximadamente del coste de una vivienda que se debe dar en efectivo al formalizar la compra y ese es el principal problema que se encuentra el consumidor”. 

La firma anticipó que entre sus planes a medio plazo está el de recuperar su presencia fuera de España. Donpiso, creada en 1984, ya estuvo en Portugal y Reino Unido, pero no son destinos que barajen ahora. “Portugal es un mercado muy volátil y tenemos puesto el ojo en zonas más atractivas como el sur de Estados Unidos o países de Sudamérica, como Perú o Chile”, explicó Bermúdez. Con este paso, podrían alcanzar a las 150 oficinas por el mundo, un objetivo que esperan cumplir para 2020.