Tienda Disney

Tienda Disney

Disney apaga su magia en la capital catalana. La compañía de Mickey Mouse ha decidido cambiar su estrategia en todo el mundo y cerrar la mayoría de sus tiendas físicas en España, tal y como adelantó idealista/news el pasado mayo. Estos cierres ya han empezado a llevarse a cabo en España y el próximo 23 de octubre bajará la persiana de su ‘flagship store’ en la calle más cara de España, en Portal de l’Angel de Barcelona.

Concretamente, la compañía operaba con cerca de una decena de establecimientos en España que han ido cerrando sus puertas en los últimos meses. La compañía empezó a bajar la persiana de sus tiendas antes de verano en los centros comerciales de Madrid, como Centro Oeste, propiedad de Merlin, y ha llevado un cierre escalonado de sus tiendas en Centro Comercial Xanadú; Centro Comercial La Vaguada; y en septiembre en Centro Comercial Gran Plaza 2 y Centro Comercial Parquesur, en octubre.

Si bien, el cierre más destacado es el que llevará a cabo en Barcelona. La compañía abrió en 2014 en Portal de l’Àngel de Barcelona, la calle más cara del país para abrir un espacio comercial, su mayor tienda de España, de más de 500 m2 y que incluía productos para niños y adultos, así como artículos especialmente diseñados para la capital catalana, ha informado la multinacional.

El local, que era uno de los más grandes de la firma en Europa, estaba ubicado en el antiguo palacio Solterra-Barberà, datado del siglo XVII. Fuentes consultadas por idealista/news aseguran que esta fue una de las mayores apuestas de la compañía en todo el continente europeo, “instalando a la marca en Barcelona en una ubicación similar a la que opera en ciudades como Nueva York o Londres”.

Estrategia mundial

La empresa estadounidense anunció el pasado marzo que cerrará al menos el 20% de sus tiendas físicas antes de que acabe el año, al tiempo que tratará de impulsar su negocio en la venta en línea, que durante la pandemia se ha visto reforzado.

Por el momento, los 60 cierres planificados tendrán lugar en Estados Unidos, aunque la compañía anunció que también estudiaba la posibilidad de cerrar establecimientos en otros lugares del mundo, donde en conjunto cuenta con unas 300 tiendas físicas. Finalmente, la compañía ha extendido este plan a mercados como España. Todas las tiendas de Disney que cerrarán han sufrido interrupciones en su actividad debido a los confinamientos y restricciones decretados durante 2020.

Durante la pandemia, los consumidores han comprado cada vez más productos y servicios por internet debido a las restricciones a la movilidad y cierres de establecimientos decretados en todo el mundo para tratar de contener la propagación del virus.

Así, algunos grandes minoristas, especialmente aquellos con tiendas en centros comerciales (donde se ubicaban un gran número de las tiendas de Walt Disney Company), han experimentado pérdidas durante 2020, mientras que los que operan en línea principalmente han mejorado su evolución a medida que los consumidores se volvieron más dependientes de las compras por internet.