El sector inmobiliario español vuelve a situarse a la cabeza de Europa en 2019. Al menos, eso es lo que dice el índice ‘European Real Estate Economy Index’ (REECOX) que llegó el año pasado al mercado de la mano del banco especializado en inversión inmobiliaria Deutsche Hypo.

Según la entidad germana, en el arranque de año es el país europeo en el que mejor evoluciona la coyuntura inmobiliaria, con un alza del 3,8%, y supera también la media general del índice Euro-Score (que ha avanzado un 1,3%).

Para llegar a esta conclusión, ha analizado cinco variables en varios de los principales países europeos, entre ellos Alemania, Francia, Reino Unido y Países Bajos. En todos ellos ha estudiado la evolución del principal indicador de su bolsa, los datos inmobiliarios, los tipos de interés o el clima económico. El segundo mejor resultado lo ha registrado Francia, con un alza del 3,2%.

Este repunte permite a España alejarse del tropiezo del año pasado (fue el país donde más cayó el índice, como consecuencia del temor de los inversores a la independencia de Cataluña) y ya ronda los 200 puntos. Se trata del nivel más alto desde el pasado mes de julio y está a tan solo 9 enteros del máximo histórico alcanzado en septiembre de 2017, cuando el indicador llegó a situarse en 208,4 puntos.

Por mercados, es el cuarto más importante de los seis que analiza Deutsche Hypo. Alemania supera los 303 enteros, seguido de Francia (228) y Reino Unido (205). Por detrás de España se encuentran Países Bajos (191) y Polonia (187). Así están evolucionando desde que se creó el índice REECOX:

Como explica María Teresa Linares Fernández, directora de la sucursal de Deutsche Hypo en Madrid, “hemos empezado 2019 con mucho optimismo. No podía ser de otra manera, pues el sector inmobiliario sigue manteniéndose muy estable y el crecimiento económico previsto para España está por encima del crecimiento previsto para la media de los países europeos. Por eso, hay que aprovechar la buena coyuntura y ahora que las cifras son positivas, para que podamos estar preparados cuando finalice este buen ciclo”.

Linares asegura a idealista/news que, una vez desaparecidos los riesgos secesionistas, el apetito por el mercado catalán en general y de Barcelona en particular se ha reactivado. “Durante meses ha habido una demanda embalsada y estamos en un buen momento, porque seguimos teniendo el viento de cola y hay un exceso de liquidez en el mercado”, añade.

Ahora bien, desde la entidad aseguran que hay dos acontecimientos que deben cumplirse para que la coyuntura inmobiliaria siga avanzando y se refuerce de cara al futuro cambio de ciclo: el primero, la formación de un Gobierno estable que acompañe el buen momento, permita hacer reformas, reducir el endeudamiento y tenga un plan que no mire a corto plazo; y, el segundo, avanzar en la transformación digital y en ámbitos como las ‘smart cities’, donde todavía hay mucho margen de mejora, según Deutsche Hypo.

“Hemos tenido varios años de crecimiento importante, tanto en términos económicos como en inmobiliarios, y creemos que nos quedan otros dos. Por tanto, sería deseable que aprovechemos para corregir lo necesario, mejorar el sector y tener más presencia internacional, que es lo que nos falta”, insiste Linares.

Mensaje para el 26M: “Necesitamos una Europa unida”

La entidad alemana no solo pide a España estabilidad política, sino que también lanza un mensaje de cara a las elecciones europeas que se celebrarán el próximo 26 de mayo, coincidiendo con las municipales y autonómicas en nuestro país. En su opinión, lo que más necesita el ‘real estate’ en este momento es la unión de fuerzas.

“Las venta­jas de una Europa unida es algo que beneficia a toda la economía. Pese a ello, los eurocríticos levantan cada vez más la voz, siendo esta una tendencia preocupante. Por lo tanto, ahora más que nunca es necesario apostar juntos por Euro­pa, pues sin ella el futuro sería incierto. Y es que la Unión Europea no solo es fundamental para la economía, sino también para garantizar la paz a largo plazo. Por eso, confío en que las elecciones europeas de este año ayuden a fortalecer la idea de Europa y a que los países europeos colaboren aún mucho más entre ellos”, concluye Sabine Barthauer, miembro del consejo de administración de Deutsche Hypo.