Pixabay

Pixabay

Como ya hemos dicho en alguna ocasión, el verano es época de renovarse: bien sea porque luce más el sol o porque llegan las rebajas, tanto tu hogar como tu armario sufren de una actividad vertiginosa. Cambios, nuevas incorporaciones, reciclaje…

Es por esto que quizás también te estés planteando cambiar las ventanas de tu casa. Ya sabes que existen muchísimos tipos de ventanas (aluminio, madera, pvc…), y si te lo estás planteando, quizás hayas oído hablar del Plan Renove 2019 de ventanas de la Comunidad de Madrid. Pero, ¿en qué consiste?

El Plan Renove de ventanas para este año son unas ayudas destinadas a reducir la demanda energética y con ello, las facturas de cada casa. “Se trata de ayudas de 70 euros por m2 de vidrio, para cambiar por ventajas de PVC o aluminio con rotura de puente térmico”, explica Pablo García, de Atrezo Arquitectos.

El plan está dotado con un total de 400.000 euros y comprende desde el 1 de abril de este año hasta el 31 de diciembre o hasta que se agoten los fondos.

Ojo: para solicitar la ayuda, tienes que acudir a los instaladores adheridos al plan (se pueden consultar en este enlace). “Ellos son los encargados de tramitar la documentación. Esto es lo primero de lo que debes asegurarte: que la empresa que te los va a instalar está en dicha lista”. [Consulta aquí la lista completa]  

¿Puedes poner la ventana que te dé la gana? No. “El plan no subvenciona cualquier cambio de ventana, sino unas ventanas que tengan unas prestaciones muy concretas». Estas son las características necesarias:

  • La Transmitancia Térmica (Valor U) del perfil, debe ser menor o igual a 2,3 W/m2k. 
  • Las nuevas ventanas o puertas, tendrán una Permeabilidad al Aire Clase 4.
  • El cajón de persiana deberá tener las máximas prestaciones: Permeabilidad al Aire Clase 4, Aislante Térmico Interior y un Valor U de Transmitancia Térmica menor o igual a 1,8 W /m2k. 
  • El vidrio deberá ser aislante con un valor U de Transmitancia Térmica inferior o igual a 1,3 W/m2k, estando formado por al menos un vidrio bajo emisivo con Factor Solar (g) inferior a 0,50.
  • El herraje de la carpintería deberá ser perimetral y las ventanas de dos hojas deberán incluir la palanca de rebajo en la hoja pasiva.
  • El montaje de la carpintería se realizará con anclajes y bandas o cintas expansivas Clase BG1 y BGR; estanqueidad al agua mayor o igual a 600 Pa según DIN 18542, con un ancho de banda igual al espesor de la ventana menos 6 mm, así como los elementos de sujeción que garanticen la seguridad de la misma.

Quizás todos estos parámetros te suenen a chino, lógico, pero en realidad se corresponden a ventanas de una calidad alta. “Por ejemplo, una ventana con esas calidades de 1,20m x 1,20m puede rondar los 560 euros + IVA, además de lo que pagues por la colocación. La subvención en este caso como máximo sería de 100,80 euros de la base imponible, ya que el IVA debes pagarlo”, explica García.

Pero también hay otros requisitos: cuando lo solicites, se deben incluir fotos de las ventanas que quieres cambiar, del proceso y del resultado final. “Se deben ver fotos de la ejecución del cambio de ventanas, porque se deben sellar como exige el programa porque si hicieras el sellado con espuma, que es lo habitual, no te darían el dinero”, añade.

Además, si te dan la ayuda (que puede llegar hasta un año en llegar), debes declararlo en la siguiente la declaración de la renta.

¿Compensa económicamente acogerte al plan para cambiar tus ventanas? Saca la calculadora y echa cuentas: “Dependerá del presupuesto de cada uno, porque el desembolso para cumplir con las exigencias del plan es cuantioso, no lo vamos a negar. Si valoramos la calidad, es indudable que cuanto mejor sea la piel de nuestro hogar, más protegidos estaremos”, dice el experto. “No creo que merezca mucho la pena, porque la cantidad es poca y las exigencias, muchas”, finaliza.