La galería que os traemos hoy difiere bastante de las que estamos acostumbrados a publicar. Hoy no hay hueco para diseños impresionantes, lujosas viviendas o espectaculares mansiones. Este jueves os presentamos una colección de fotografías muy acorde a una de las noticias más importantes de la semana: El lanzamiento a Marte del Falcon Heavy de Elon Musk y, por supuesto, su Tesla Roadster y ‘Starman’.

Se trata de un cosmódromo soviético abandonado junto a su inquilino, un antiguo transbordador espacial. Este complejo espacial de aspecto postapocalíptico y cuyo nombre responde a Baikonur, está ubicado en Kazajistán. En la actualidad algunos de los edificios que forman el centro siguen operativos, pero otros están abandonados como es el caso de todo lo relacionado con el proyecto soviético Burán.

Vista exterior del hangar

En este edificio se construían los transbordadores / Ralph Mirebs

El programa Burán nació en 1974, durante la Guerra Fría, como respuesta a la tecnología que Estados Unidos -la otra superpotencia implicada- estaba desarrollando.

Fotografía del complejo cuando estaba operativo

El transbordador originaL OK-1K1 solo voló al espacio una vez. / Ralph Mirebs

Aunque el proyecto contó con más de una nave espacial, el único transbordador que llegó al espacio fue el OK-1K1, el Burán original. En 1988 realizó con éxito su prueba de vuelo no tripulado, que duró tres horas y 36 minutos. 

Transbordador

Aspecto que tenía la nave cuando el centro estaba operativo / Ralph Mirebs

A pesar del triunfo, las naves de este programa espacial están condenadas a hibernar como dragones en las instalaciones del complejo. Pero estas no imitarán a ‘Smaug’, el dragón de las películas El Hobbit. Los transbordadores jamás se despertarán. El proyecto fue totalmente cancelado en 1993. Os presentamos algunas de las fotografías más escalofriantes.

Transbordador espacial

El programa Burán se paralizó en 1988 / Ralph Mirebs

Interior

El programa Burán se inició en 1974 / Ralph Mirebs

Interior de la base

Cosmódromo de Baikonur / Ralph Mirebs

Transbordadores llenos de polvo

Las naves espaciales duermen en el olvido / Ralph Mirebs

Interior

Los restos de este programa permanecieron ocultos 25 años / Ralph Mirebs

Los restos deteriorados del interior

Fue el proyecto espacial más caro de la URSS / Ralph Mirebs

Cosmódromo de Baikonur

Como un dragón, la nave duerme esperando nuevas misiones / Ralph Mirebs

Transbordador espacial

Los azulejos negros de la punta actúan como escudo protector de calor / Ralph Mirebs