Fuente: Google Maps

Fuente: Google Maps

Guerra de coworkings en Barcelona. Attico planta cara a los grandes del sector y continúa desarollando sus espacios de oficinas compartidas por la capital catalana. La compañía abrirá su cuarto espacio en Barcelona, y lo hará en una ubicación emblemática: el grupo ha cerrado el alquiler de la sede del PDeCat, que acaba de ser vendida a un fondo asiático-catalán por 8 millones de euros, tal y como han confirmado fuentes de la empresa a idealista/news.

Attico ocupará los más de 2.000 m2 del edificio, que está ubicado en el número 339 de la calle Provenza. El PDeCat, que puso a la venta el inmueble por ser “demasiado grande para sus necesidades”, se trasladará a otro edificio y dejará este para la compañía de coworking. Finalmente, el partido

Attico sigue así explotando su negocio de ‘coworking’ en Barcelona, donde en los últimos meses ha continuado sumando metros cuadrados. En mayo de este año Attico firmó un acuerdo con Meridia Capital, capitaneada por el empresario catalán Javier Faus, para el alquiler del edificio MED1. Ubicado en el número 49 de Passeig García Faria, Attico ocupará la totalidad de este: 3.400 m2 de espacio de oficinas y más de 1.400 me de espacios al aire libre y terrazas.

El pasado marzo, además, el grupo cerró el alquiler de dos nuevas plantas en el edificio que ocupa en Ronda  Sant Pere, en el centro de Barcelona. La empresa recientemente ha sumado 2.000 m2 más, alcanzando una superficie de alrededor de 6.000 m2 y convirtiéndose en uno de los mayores ‘coworkings’ de toda España, plantando así cara a WeWork, Spaces o Utopicus, propiedad de Colonial.

La empresa, fundada por Gabriel Espín, Juan Carlos Morales y Franz Pallerés,  está en plena expansión y cuenta actualmente con una comunidad de más de ocho cientos usuarios. Con su entrada en la sede del PDeCat llegarán a cerca de los 13.000 m2, y no descartan más ampliaciones en los próximos meses.

Los próximos pasos del grupo serán buscar nuevas ubicaciones en Barcelona, pero no descartan otras cuidades de España. La compañía seguirá ampliando su presencia en el edificio que está, pero también espera poder cerrar acuerdos con nuevos propietarios y alquilar nuevos edificios en otras ubicaciones.

Aticco se gestó en mayo de 2016, casualmente, en otro ‘coworking’, tras ver posibles mejoras en este modelo en España. Con una inversión inicial de 300.000 euros, Aticco estrenó su primer espacio de casi 1.000 m2 en el corazón de Barcelona, en el número 52 de Ronda Sant Pere.