El Corte Inglés

El Corte Inglés

El Corte Inglés busca nuevos usos para sus activos inmobiliarios. El grupo de grandes almacenes ha firmado un acuerdo con un grupo sueco para instalar una filial de teletrabajo en el centro comercial El Capricho, de Marbella. El Capricho, situado en el bulevar Alfonso de Hohenlohe, es uno de los centros no estratégicos de la cadena y hace meses que se barajaba su cierre.

El Corte Inglés mantendrá la zona del supermercado, pero cederá a su nuevo inquilino la zona dedicada a hogar, decoración, muebles, terraza y jardín y descanso. El inmueble tenía también una agencia de viajes y una cafetería Starbucks.

El grupo está aplicando su plan de reconversión en Andalucía. La compañía ya cerró el centro comercial de Linares y baraja hacer lo mismo o reconvertirlos en ‘outlets’ en los situados en Mijas, Algeciras, Jerez, El Ejido y Sevilla Este. Más de la mitad de los 21 puntos de venta que el grupo tiene en la región han registrado pérdidas operativas recurrentes desde el estallido de la pandemia, según ‘El Confidencial’.

El estallido del Covid-19 ha acelerado el ajuste de la red de tiendas de El Corte Inglés, aunque el plan llevaba años en marcha. En marzo, la empresa convirtió su centro de Eibar en un almacén que dará servicio a Bizkaia, Álava y Gipuzkoa.

En A Coruña, la compañía convirtió su tienda del centro comercial Marineda City en un ‘outlet’ de moda y prepara la renovación de su otro centro en la ciudad, ubicado en la calle Ramón y Cajal