Mientras la rentabilidad de la inversión en vivienda se ralentizó de forma generalizada en España entre julio y septiembre (hasta el 7,4% de media), ocho capitales de provincia alcanzaron su máximo histórico en esta tasa de inversión. Ávila, Burgos, Ourense, Pamplona, Pontevedra, San Sebastián, Toledo y Valladolid mantienen una senda alcista para aquellos inversores que estén pensando en comprar una casa para ponerla en alquiler.

No son las ciudades con las rentabilidades más altas, ni las urbes más pobladas del país, pero estas ocho capitales de provincia han alcanzado su máximo histórico en la tasa de inversión inmobiliaria en vivienda para ponerla en alquiler durante el pasado tercer trimestre de 2018, según el Informe de Rentabilidad publicado por idealista.

San Sebastián, ejemplo de que un precio alto no supone mayor rentabilidad

Sobre todas ellas destaca San Sebastián. La capital guipuzcoana es una de las urbes con la rentabilidad más baja de todo el país, con un 4,4% entre julio y septiembre. Donosti es la segunda ciudad más cara de España, con sus 4.257 euros/m2 y solo superada por Barcelona, y la tercera en precio de vivienda alquilada (15,6 euros/m2). Sin embargo, esa baja rentabilidad frente al resto de capitales supone su punto más alto desde que idealista recoge los datos de rentabilidad. Tener una de las viviendas más caras del país no supone lograr una mayor rentabilidad para el inversor.

Otra de las capitales que tuvo una de las tasas de rentabilidad más baja en el pasado trimestre fue Ourense. Pese a que su 4,5% fue uno de los índices más pequeños en el conjunto nacional, alcanzó su máximo histórico el pasado verano, consolidándose por encima del 4% que alcanzó a partir de 2017.

Junto a Ourense, aparece también Pontevedra marcando su máximo de la serie histórica con un 5,3%, igualando el dato registrado a cierre de 2017. En la primera mitad del año, había disminuido su tasa de rentabilidad al 5%, pero el pasado verano regresó a su pico más alto. El precio de la vivienda en ambas capitales gallegas no supera los 1.400 euros/m2.

Ávila, buena rentabilidad a precios baratos

Por el lado contrario a estas rentabilidades más bajas aparecen las nuevas marcas registradas por Ávila (6,6%) y Valladolid (6,2%), sumando nuevos picos máximos en su tasa particular. a capital pucelana se coloca por primera vez por encima de 6%, después de rozarlo durante los últimos dos años.

Cabe destacar el caso de Ávila. La capital abulense es la más económica de España para comprar una vivienda con un precio medio de 929 euros/m2. Mientras el precio de sus alquileres ha subido un 13,1% en el último año hasta situarse en 5,1 euros/m2. El índice de rentabilidad en la capital abulense ha subido un punto porcentual frente al mismo periodo de 2017 y ya lleva dos trimestres consecutivos superando el 6,5%, nunca visto en sus registros.

De entre las capitales españolas, Las Palmas de G.C. fue la más rentable durante el verano, con un 7,1%, seguida por Lleida (7%), S/C de Tenerife (7%) o Huelva (6,9%). Mientras, la tasa de rentabilidad en las dos grandes urbes se queda en el 4,7% de Barcelona, o el 5,1% de Madrid.

A estas ciudades se unen otra capital de Castilla y León como Burgos, además de Pamplona y Toledo. La capital navarra alcanza por primera vez el 5% de rentabilidad, después de rozarlo durante los últimos trimestres. Mientras, la capital burgalesa se mantiene completamente estable y sigue sumando su tasa de rentabilidad más alta por noveno trimestre consecutivo, en el 5,2% desde el 3º trimestre de 2016.

Por su parte, la capital castellanomanchega repite su particular récord por cuarta vez en los últimos tres años, con un 5,7% de tasa de rentabilidad, que prácticamente se ha repetido durante el último año, salvo en el segundo trimestre, cuando bajó al 5,6%.

Para la elaboración del estudio, idealista divide el precio medio de venta ofertado entre el precio de alquiler que solicitan los propietarios en los diferentes mercados. El resultado obtenido es el porcentaje bruto de rentabilidad que proporciona a un propietario alquilar su vivienda.