Quién lo diría...

Esta casa fue construida con 600.000 botellas de plástico / Curbed

Desde la distancia, esta casa en Nueva Escocia parece estar hecha de madera. Pero la estructura, oculta bajo el revestimiento de aluminio reciclado impreso con una impresora láser, se construyó con 600.000 botellas de plástico recicladas, trituradas, fundidas y convertidas en paredes de 16 cm de espesor.

«Esta es una forma de utilizar los residuos plásticos y al mismo tiempo desarrollar estructuras sostenibles», dice David Saulnier, cofundador de JD Composites, la startup que construyó esta casa prototipo para Fast Company. Los paneles de plástico reciclado tienen más aislamiento que las paredes típicas, algo que les permite a los propietarios ahorrar energía en calefacción y aire acondicionado.

El uso de este tipo de paneles para construir una casa no es nuevo, sin embargo, la compañía ha decidido utilizar materiales totalmente reciclados para resolver el problema de la contaminación plástica. Se estima que cada minuto los consumidores compran al menos un millón de botellas de plástico desechables, la mayoría de las cuales terminan en vertederos o vías fluviales.

La startup se asoció con Armacell, una empresa belga que utiliza botellas rechazadas por la industria del reciclaje para construir un núcleo de espuma de plástico reciclado al 100%. JD Composites recorta este material y luego crea cada panel. Lo mejor es ver las fotos.

El interior de la casa

JD Composites es el responsable del proyecto / Curbed

La estructura iluminada por la noche

El núcleo de cada panel fue hecho con plástico reciclado / Curbed

Curbed

Curbed

Curbed

Curbed

Curbed

Curbed