Las socimis siguen pisando fuerte en el mercado inmobiliario. A los más de 70 vehículos que hay cotizando en España, podrían sumarse más de una veintena de nuevos vehículos, según calculan los expertos.

Entre ellos están cinco que ha impulsado la gestora Corpfin Capital Real Estate a través de su vehículo de inversión Inbest Real Estate, de la que depende una sociedad bautizada como Inbest Prime Inmuebles Socimi. Y es dicha sociedad la que ampara los cinco vehículos que ultiman su puesta de largo. 

Según ha explicado la gestora a idealista/news, las compras que ha cerrado recientemente Inbest se han materializado a través de esas socimis y su objetivo es que estén cotizando en el mercado de valores como muy tarde en septiembre, justo cuando cumplen dos años de su constitución y, por tanto, la fecha límite que marca la legislación para mantener los incentivos fiscales. No obstante, la firma presidida por Javier Basagoiti espera que las socimis estén cotizando antes de verano.

A pesar de que todavía se desconoce la valoración de los activos y a qué precio se estrenarán las acciones, la cartera incluirá algunos activos muy conocidos y cotizados. Entre ellos, los cuatro locales comerciales que albergará el Edificio España de Madrid, cuya compra ha sido rubricada recientemente entre Inbest y la cadena hotelera RIU, propietaria del rascacielos, por un importe cercano a los 160 millones de euros. El plan del vehículo de inversión pasa por establecer cuatro ‘flagships’ de operadores de primer nivel del sector textil y la restauración.

A esos cuatro locales se suman otros tres activos que ha adquirido en los últimos tiempos al gigante de los grandes almacenes español: El Corte Inglés. Uno de ellos está situado en la calle Colón en Valencia y tiene 7.000 m2 de superficie repartidos entre dos locales contiguos, mientras que otro local está en la calle Princesa de Madrid y otro, en la Gran Vía de Bilbao, con una superficie cercana a los 8.800 m2 sumando los últimos dos casos. Entre las tres compras, la inversión se sitúa alrededor de los 180 millones de euros.

Las socimis tienen un objetivo de inversión conjunto de 400 millones de euros (la mitad son recursos propios), de los que ya ha consumido cerca del 85%, mientras que la cantidad restante (unos 60 millones) podría ir dirigida a una nueva adquisición, ya que precisamente ese importe equivale al tamaño de las operaciones en las que la gestora está interesada.

La estrategia de Inbest para este póker de socimis se basa en buscar activos situados en ubicaciones prime (sobre todo en Madrid, Barcelona y otras capitales de provincia importantes), poniendo el foco en activos singulares enfocados en el sector comercial. Si no hay cambios de última hora, la firma mantendrá activas las socimis al menos durante cinco años tras finalizar el periodo de inversión (todavía está pendiente de ejecutar un 15%), aunque contempla una prórroga máxima de dos años.

Dejando a un lado la peculiaridad del portfolio comercial que van a sacar al mercado las nuevas socimis de Inbest, desde el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) esperan que a lo largo de este año se incorporen al menos una veintena de vehículos de inversión inmobiliaria. Fuentes de la plataforma aseguran que ya se han reunido con media docena de compañías que pronto podrían iniciar el proceso para empezar a cotizar, por lo que no se puede descartar que 2019 se salde con 20-25 nuevas socimis en el sector, acelerando el ritmo de incorporaciones de los últimos años.