Pixabay

Pixabay

Las mascotas hacen mucha compañía y llenan de alegría una casa, sobre todo si se incorporan a la familia de cachorros. Pero antes de que su llegada, es necesario tenerlo todo bien preparado y estar pendientes durante los primeros días en su nuevo hogar.

Según los expertos de la promotora Vía Célere, es recomendanle crearle un rincón para descansar, evitar que se acerce a escaleras y balcones, y dejar fuera de su alcance objetos pequeños. Además, habrá que tomar medidas para evitar que muerda muebles y objetos personales. 

El primer consejo es que el cachorro tenga su propio sitio en casa. «Hay que darles un espacio donde dormir y, en el caso de los gatos, también una zona lo más limpia posible en la que hagan sus necesidades, evitando alfombras y otros materiales difíciles de lavar. Es recomendable que el animal duerma en una cama cómoda para evitar que opte por subirse a sofás, sillones…», explican desde la promotora. Y no te olvides de comprar un comedero y un bebedero. 

La segunda recomendación es alejar al cachorro de balcones y escaleras, que pueden ser muy peligrosos. No dejar los balcones abiertos y utilizar vallas en las escaleras son una manera de evitar sustos innecesarios. 

En este sentido, también conviene ordenar cables, regletas y enchufes para dejarlos fuera de su alcance, así como guardar los ambientadores, los insecticidas o los productos tóxicos en lugares donde no pueda acceder o bajo llave si están en cajones y muebles bajos.

Otra medida de precaución pasa por evitar que pueda morder o comerse objetivos pequeños, como agujas, juguetes, clips, tornillos… «Cualquier objeto pequeño que pueda tragarse el nuevo miembro de la familia debe retirarse para que no supongan riesgos para su salud. Incluso plantas o flores que sean susceptibles de ser masticadas, ya que toda precaución es buena», insisten desde Vía Célere.

Y para evitar destrozos mobiliarios, también es importante proteger los muebles y los sofás. «A los cachorros les encanta masticar y lo necesitan para desarrollar la mandíbula, por lo que cualquier cosa les resultará apetecible para entrenar sus dientes. Para proteger el mobiliario, así como zapatos y calcetines, se recomienda comprar masticables con los que el cachorro ponga a prueba sus dientes sin provocar ningún disgusto en el hogar», añaden.

Según la veterinaria Anabel Oliva, otra manera de evitar que los perros muerdan y marques sofás y muebles es poner pimienta o tabaco, mientras que en el caso de los gatos una alternativa estña en utilizar rascadores especiales, echar hierba gatera y tener varios areneros en casa, así como usar sprays repelentes.

Y para decir adiós a los malos olores, la recomendación para los perros está en los baños frecuentes y en limpiar sus patas después de cada paseo. Una solución casera es mezclar vinagre y bicarbonato diluidos en dos tazas de agua y utilizarlo con un spray. A la hora de fregar el suelo, conviene añadir al agua un poco vinagre de manzana, además de lavar con frecuencia sus mantas, cama y juguetes. Los purificadores de agua también ayudan a que los malos olores se evaporen.

Razas recomendadas para pisos pequeños

En el caso de que todavía estés valorando la llegada del perro a casa, conviene que tengas presente que hay razas que se adaptan mejor que otras a los espacios pequeños.

Según la Real Sociedad Canina de España (RSCE), el ‘miniperro’ por excelencia es un perro pequeño, fácil de mantener y de manejar por la familia que lo cuida. Por eso, si estás buscando un perro a ‘la medida’ de tu pequeña casa, y  con menos necesidades “de mantenimiento”, entre las razas más idóneas pueden estar el Chihuaha, el Galgo Italiano, el Bulldog Francés, el Carlino, el Toy Ruso o el Teckel Miniatura de Pelo Corto, que, a su reducido tamaño y buen temperamento, unen un pelaje muy fácil de mantener.

Si te preocupa la limpieza de la casa, un Caniche, del que tenemos cuatro tamaños diferentes, o cualquier raza de Perro de Agua (Español, Irlandés, Francés, Portugués o Americano) pueden ser una muy buena elección pues, aunque alguno de ellos es de mayor tamaño que las razas miniatura, todos tienen una particular característica y es que no mudan el pelo y, por tanto, no lo van dejando por toda la casa.

También destacan el Bichón Maltés, Bichón Frisé, el Yorkshire Terrier, el Pomerania o los perros tibetanos como el Lhasa Apso o el Shih Tzu.

Otras razas pequeñas pueden convivir perfectamente con nosotros en un minipiso, pero por su carácter necesitan de mayor dedicación y actividad, por lo que debemos valorar también el tiempo del que disponemos para hacer ejercicio o cualquier actividad con ellos y así garantizar una relación exitosa. Algunos de estos “pequeños deportistas” podrían ser el Schnauzer Miniatura, el Jack Russell, el Westie, el Pinscher Miniatura, el Ratonero Andaluz y el Valenciano, y muchos otros Terrier de talla pequeña.