Gtres

Gtres

En España no es necesario ningún registro o titulación de estudios reglados para ser agente de la propiedad inmobiliaria, lo que ha hecho que sea vista como una profesión refugio en épocas complicadas. Pero, aunque no hay requisitos para ser agente inmobiliario, es conveniente tener (o entrenar) ciertas cualidades básicas para convertirte en un agente inmobiliario profesional. Estas son las principales habilidades:

‘Hard skills’

  1. Marketing: tu misión principal es aportar valor a propietarios y compradores. Tanto el marketing tradicional como el digital no deben tener secretos para ti. Aprovecha las nuevas tecnologías, las redes sociales y el marketing online para obtener una ventaja competitiva.
  2. Derecho y procedimientos: los bienes inmuebles y sus transacciones se rigen a través de varias leyes de distintas ramas del Derecho (civil, urbanística, fiscal…). Como agente inmobiliario, debes conocer los fundamentos del Derecho Inmobiliario y los procedimientos administrativos necesarios para dar un buen servicio a tus clientes.
  3. Finanzas e hipotecas: la compra de una vivienda es la mayor operación que afrontamos en la vida. Conocer las bases financieras transmitirá confianza y te diferenciará del resto de agentes inmobiliarios. Además, la gran mayoría de las transacciones inmobiliarias se cierran con hipotecas, por lo que también deberás conocer sus características y las mejores ofertas del mercado.
  4. Valoraciones inmobiliarias: una de tus funciones principales es hallar un precio justo y de mercado de las propiedades que comercialices. Necesitarás saber qué parámetros intervienen en la valoración de una propiedad y ser capaz de explicárselos a tus clientes.
  5. Conocimiento del sector inmobiliario de tu zona: no hace falta que sepas qué está ocurriendo en el sector inmobiliario en la otra punta del mundo, pero sí que te debes convertir en un experto de lo que está pasando en tu zona: oferta, demanda, precios, urbanismo…Aprovecha los cursos de formación que tienes a tu alcance.

‘Soft skills’

  1. Espíritu comercial: sin duda alguna, debes tener cualidades propias de un buen vendedor: comunicación, negociación, técnicas de ventas… Hay gente que nace con ellas pero si no las tienes, no te preocupes: todo se puede aprender y mejorar.
  2. Empatía: es una habilidad fundamental para un agente inmobiliario, ya que tiene que ‘ponerse en la piel’ de dos partes (vendedor y comprador) y ser la correa de transmisión para llegar a un acuerdo satisfactorio para ambos.
  3. Inteligencia social: ser capaz de tejer relaciones te ayudará en tu carrera como agente inmobiliario. En realidad, no es un sector de inmuebles y propiedades, sino de relaciones y personas.
  4. Proactividad: las oportunidades no llegan, sino que hay que ir a buscarlas. Anticiparte a tu competencia, estar orientado al cambio y buscar las soluciones adecuadas son un ‘must’ para cualquier agente inmobiliario.
  5. Resiliencia: dedicarse a la intermediación inmobiliaria es una de las profesiones más bonitas: estás ayudando a crear hogares. Pero es una carrera de fondo y con obstáculos. Afrontarlos y salir fortalecido te ayudarán a ser un agente inmobiliario de éxito.