piscina desmontable

Cuando se compra una nueva piscina hay que valorar diferentes aspectos que van más allá de su forma, tamaño o materiales. Las depuradoras para piscinas desmontables son imprescindibles para permitir disfrutar de una mayor calidad en el agua, y por tanto para poder dar un baño en las mejores condiciones.

Depuradoras para piscinas desmontables de todos los tamaños

Es habitual que, a la hora de hablar de depuradoras para piscinas desmontables, se tienda a pensar que es algo que es exclusivo de aquellas que tienen unas grandes dimensiones. Sin embargo, la realidad es que cualquier piscina, independientemente de su tamaño, debería disponer de una. La razón es que el agua estancada pasa a ser insalubre en un corto espacio de tiempo.

Se debe ser consciente de que sobre la superficie de una piscina caen una gran cantidad de impurezas, las cuales acaban sedimentadas en el fondo. Esto provoca la aparición de hongos, bacterias y gérmenes, además de restos de insectos y hojas que puedan estar flotando sobre la superficie.

Las depuradoras para piscinas desmontables son las encargadas de filtrar el agua y hacer que regrese al vaso en unas condiciones óptimas para el baño. Sin embargo, para poder elegir la más apropiada es importante conocer las diferentes opciones entre las que puedes elegir.

Cómo funciona una depuradora

Con independencia del tipo de filtro del que disponga, las depuradoras para piscinas desmontables tienen un funcionamiento similar. En ellas el agua es succionada por parte de la bomba mediante los skimmers, del sumidero que se encuentra en el fondo de la misma o del limpiafondos.

Tras haber sido succionada, el agua pasa por unos filtros cuya función es la de retener las partículas y elementos perjudiciales, devolviendo a continuación el agua, ya totalmente limpia, a la piscina. Se trata de un circuito cerrado que logra mantener el agua siempre en perfecto estado.

Tipos de depuradoras para piscinas

Principalmente nos podemos encontrar con dos tipos principales de depuradoras para piscinas desmontables: las depuradoras de arena y las depuradoras de cartucho.

Depuradoras de arena

Las depuradoras de arena son dispositivos que, a pesar de su sencillez, ofrecen una gran eficacia a la hora de lograr el perfecto mantenimiento de la piscina, con independencia del tamaño de esta.

Se encuentran compuestas por un depósito de arena a través del cual circula el agua succionada, haciendo que queden retenidas las impurezas al pasar por la misma, de una manera totalmente natural.

Estas depuradas requieren de un mantenimiento, debiendo limpiarla y comprobar la presión de manera periódica. De esta forma te asegurarás de que la depuradora no sufrirá de problemas de funcionamiento y sus tratamientos serán totalmente eficaces.

Elegir estas depuradoras para piscinas desmontables es una inversión muy rentable, ya que puede durar hasta 10 años en el caso de que se use vidrio filtrante. Si se opta por arena de sílice, la durabilidad es de entre 3 a 5 años.

Depuradoras de cartucho

Las depuradoras de cartucho tienen una menor capacidad de filtrado que los de arena, pero son perfectas para piscinas pequeñas y desmontables. Los filtros se encuentran compuestos de poliéster y celulosa; y es necesario cambiarlos una vez al año. De igual forma, estas depuradoras deben ser extraídos de manera periódica para limpiarlas y mantenerlas en perfecto estado.

¿Cómo elegir la depuradora?

Teniendo en cuenta los dos tipos de depuradoras para piscinas desmontables que podemos encontrar en el mercado, se deben valorar algunos aspectos de este tipo de equipos para poder hacer una buena elección de compra. Como sucede con cualquier otro producto, dentro de un mismo tipo hay muchas opciones entre las que elegir.

Lo primero es buscar un dispositivo que tenga una capacidad de filtración que sea capaz de igualar el caudal que tenga la bomba, como mínimo. Además, este caudal debe ir en consonancia con el volumen de la piscina. Dicho de otra manera, la depuradora depende de la bomba, y esta, a su vez, del volumen de agua que será necesario que mueva para mantener la piscina en el mejor estado.

Se recomienda que sea capaz de filtrar todo el volumen de agua en unas cuatro horas o, como máximo, en ocho. Para poder determinarlo tendrás que hacer un cálculo que es bastante sencillo de realizar. Será suficiente con dividir el volumen de agua total de la piscina entre cuatro horas de funcionamiento de la bomba. El resultado de este cálculo te indicará el caudal que debería tener la misma. En todo caso, siempre es aconsejable que exceda el volumen, ya que así se evita que pueda funcionar de manera forzada.

Es importante que los cálculos se lleven a cabo con tranquilidad, debiendo hacer una buena elección. Como es un elemento que tiene una gran importancia, lo ideal es incluir un temporizador y programar su encendido para que funcione cada día.

En piscinas pequeñas que solo se utilizan durante los meses de verano, tanto las depuradoras para piscinas desmontables de arena y de cartucho son dos sistemas perfectamente válidos, aunque en el caso del segunda se podrá disfrutar de una mayor comodidad en su mantenimiento.

Por otro lado, si es una piscina de grandes dimensiones, y que tenga, por lo tanto, una gran capacidad, los profesionales recomiendan optar por una depuradora de arena. Este sistema se encarga de garantizar una mejor limpieza del agua cuando deben trabajar con una elevada capacidad.

Asimismo, hay que tener otro factor que es clave en toda decisión de compra, el del presupuesto disponible. Las depuradoras de cartucho son mucho más económicas, aunque hay que tener en cuenta que se deben comprar cartuchos de forma regular. La inversión inicial en el caso de las depuradoras de arena es superior, pero no hay que comprar los cartuchos de forma periódica, siendo suficiente con hacer un cambio de arena una vez por temporada.

De esta manera, elegir entre ambos tipos de depuradora es una decisión muy personal que se debe tomar en función de las características de cada piscina desmontable, así como de las preferencias de cada persona y el presupuesto disponible.