Freepik

Freepik

Llegar a casa y oler un aroma agradable es un placer para muchos. Y también es un reto, sobre todo cuando lo que se busca es que se prolongue en el tiempo. Existen varias opciones en el mercado destinadas a mejorar el olor característico del hogar, pero su mantenimiento puede llegar a ser costoso ya que requiere de la compra de recambios. Pero también hay otras soluciones caseras que pueden hacer que tu casa huela increíblemente bien, de tal manera que quede en el recuerdo de quienes te visiten.

Para que el olor de tu casa deje de ser un problema, hemos reunido 11 útiles consejos que harán de tu hogar el espacio más perfumado:

Bicarbonato y té

Sí, el bicarbonato de sodio puede ser un gran aliado en la lucha contra los malos olores. Esto se debe a que si lo esparces por varios rincones de tu casa, este compuesto absorberá todos los malos olores. Además de que elimina los malos olores y no sólo los disimula, el bicarbonato de sodio es muy barato. Para que este consejo funcione, se recomienda cambiar el compuesto cada semana.

El té es otro aliado en esta lucha, ya que también tiene el poder de absorber los malos olores. Se recomienda utilizar hojas de té secas para eliminar los olores de la nevera en lugar de bicarbonato de sodio.

Spray de eucalipto y lavanda

¿Por qué no crear tu propio aroma y esparcirlo por la casa? Sí, esta es otra solución para refrescar una habitación y es muy sencilla. En primer lugar, hierve agua con hojas de eucalipto, lavanda y limón picado, como si estuvieras preparando un té. Luego, sólo hay que ponerlo en una botella de spray y esparcir el aroma por toda la casa. 

Freepik

Freepik

Difusores de aceites esenciales

Si no te gustan las velas aromáticas, los aceites esenciales son una gran solución para ti. Para ello, basta con colocar los aceites en difusores repartidos por la casa. Esta es una forma habitual de otorgar un aroma fresco y natural a los espacios. Algunos aceites disponibles son el de pomelo, romero, limón, menta y naranja con canela.

Tostar granos de café

Si eres un amante del café este consejo es para ti. Si tuestas los granos de café en casa -con el horno a 400 grados durante siete o diez minutos-, los olerás durante horas. Deja la puerta del horno entreabierta.

Freepik

Freepik

Colgar hierbas secas

Las hierbas secas, como las ramas de olivo, la salvia y las hojas de laurel, son estupendas para cocinar y para más cosas. Si las cuelgas en tu cocina, además, dejan un olor muy agradable para tenerlas siempre a mano a la hora de cocinar.

Extracto de vainilla

¿Te gusta el olor a vainilla? Otra solución es poner unas gotas de extracto de vainilla y meterlo en el horno durante 30 minutos. De este modo, podrás disfrutar de su sutil y acogedor aroma durante horas.

Freepik

Freepik

Hervir los limones

¿Has exprimido los limones y no sabes qué más hacer con ellos? Hervirlos puede ser una gran opción para dar un nuevo aroma a la casa. Para alargarlo sólo hay que dejarlo a fuego lento.

El carbón activo purifica el aire

El carbón activado también es un gran aliado para eliminar los olores fuertes, que a menudo permanecen en la cocina. Al igual que el bicarbonato de sodio, este carbón tiene el poder de absorber los olores. Poner un puñado de carbón activo en una bolsa porosa y dejarlo cerca de las fuentes de malos olores -como los cubos de basura- puede ser una buena solución.

Freepik

Freepik

El vinagre puede eliminar los malos olores

El olor del vinagre a veces no es muy agradable, pero puede ayudar a eliminar incluso los peores olores por sí mismo. ¿Cómo? Poniendo a hervir el vinagre de manzana después de la cocción. Dejando una taza de vinagre en la cocina durante la noche. La estructura química del vinagre le permite unirse a las moléculas del mal olor y así eliminarlas de los espacios, haciéndolos más frescos. Su particular olor tampoco es duradero.

Aroma de manzana, canela y naranja

Hervir hierbas y frutas puede ser una gran solución. Y las combinaciones posibles son varias. Añadir manzana, cáscaras de naranja, canela en rama y clavo es una opción increíble. Para prolongarlo, basta con dejar la preparación a fuego lento.

Freepik

Freepik

Cocinar galletas

Cada vez que se hornea un pastel, la casa queda con un aroma delicioso. ¿Y por qué no prolongarlo? Para ello basta con congelar la masa de las galletas de chocolate, por ejemplo, y meterlas en el horno cuando quieras volver a sentir ese aroma.