Ada Colau/ EP.

Ada Colau/ EP.

Ada Colau vuelve atentar contra un sector dinamizador de la economía en pleno covid-19, en este caso el del ecommerce. En esta ocasión, la alcaldesa de Barcelona ha animado a la ciudadanía a no comprar «en Amazon ni en grandes plataformas que no solo no tributan, sino que no aportan ningún valor añadido a la ciudad», y a hacerlo, por contra, en negocios de barrio para apoyar el comercio de proximidad. Amazon ha contestado a la alcaldesa que trabaja con más de 2.000 pymes españolas y que emplea a 9.000 personas en el país, y que en concreto tiene tres centros logísticos ubicados en Cataluña.

«El comercio de proximidad nos necesita y nosotros necesitamos al comercio de proximidad», explicó Colau con el discurso con el que ha puesto punto final al acto de entrega del Premio de la Fundación Barcelona Comercio en el Saló de Cent del Ayuntamiento. «Vayamos a las tiendas, los bares y restaurantes que tanta vida han dado a nuestra ciudad», ha insistido Colau.

El gigante del comercio electrónico Amazon no ha querido dejar pasar la oportunidad, mediante un comunicado, de explicar que trabaja con más de 9.000 pymes españolas y que emplea a 9.000 personas en el país”.

El grupo fundado por Jeff Bezos añade que buena parte de estas personas trabajan en Catalunya, donde la multinacional tiene tres centros logísticos en El Prat de Llobregat, Martorelles y Castellbisbal (Barcelona), un centro logístico urbano en Barcelona, un centro de distribución en Barberà del Vallès (Barcelona) y tres estaciones logísticas en Barcelona, Martorelles y Rubí (Barcelona).

Amazon ha añadido que «en estos tiempos sin precedentes» empresas como la suya «juegan un papel fundamental» a la hora de facilitar la compra de productos necesarios para las familias.