Aeropuerto El Prat

Aeropuerto El Prat

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, continúa causando polémica en cuanto a la evolución económica de la ciudad. La última tiene que ver con la ampliación del aeropuerto de El Prat propuesta por Aena para conseguir la construcción de una nueva terminal satélite y la prolongación de la tercera pista.

La proposición presentada por el grupo municipal de Manuel Valls (Barcelona pel Canvi), en la comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Consistorio, ha sido rechazada en una votación que ha dividido a los socios del bipartito que gobierna la ciudad, los comunes y el PSC. Esquerra Republicana también se ha mostrado contraria al texto, mientras que Ciudadanos y PP han apoyado la ampliación.

La semana pasada, Foment del Treball hizo un llamamiento a la Generalitat y a los ayuntamientos del área metropolitana barcelonesa para que apoyen la ampliación de la infraestructura aeroportuaria.

Aena está trabajando para impulsar la construcción de una nueva terminal satélite y la ampliación de 500 metros de una de las pistas paralelas sobre un espacio natural protegido del Delta del Llobregat.

La inversión estimada es de 1.700 millones de euros entre 2022 y 2026. Otras cifras de esta infraestructura que cuenta con el visto bueno de las fuerzas políticas son: 83.000 empleos directos y 350.000 empleos nuevos. También estimularía el crecimiento en más de dos puntos del PIB catalán, de 6,8% al 8,9%.

El principal escollo para que las Administraciones implicadas den su visto bueno es, precisamente, el impacto medioambiental del proyecto, que Aena asegura que sería compensado para cumplir las directrices de la Comisión Europea.

“Consideramos que una de las palancas para la recuperación económica son las inversiones en infraestructuras y, dentro de éstas, la de convertir el aeropuerto de Barcelona-El Prat en un hub aeroportuario intercontinental para ganar competitividad e incrementar el progreso económico en Cataluña”, ha destacado Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana.

El presidente de Foment considera que Barcelona se juega mucho en los próximos años. “No nos podemos permitir el lujo de perder la gran oportunidad que puede representar poner de nuevo a Barcelona en el mundo”, ha enfatizado Sánchez Llibre.