Las oficinas de Barcelona y Madrid que salen a la venta están en pleno centro de las ciudades / Google Maps

Las oficinas de Barcelona y Madrid que salen a la venta están en pleno centro de las ciudades / Google Maps

Haya Real Estate, el ‘servicer’ inmobiliario español propiedad del fondo estadounidense Cerberus, ha abierto el proceso de venta de dos oficinas estrella de Bankia: una, ubicada en la céntrica plaza Catalunya de Barcelona; la segunda, en el número uno de la calle Alcalá de Madrid. El proceso será cerrado, a diferencia de otros activos que sacan al mercado.

Los dos locales actualmente están ocupados por el banco presidido por José Ignacio Goirrigolzarri, pero se prevé que los abandonen para que los compradores los alquilen y lograr otras ofertas más atractivas.

El establecimiento ubicado en Alcalá 1 (Madrid) se trata de un edificio histórico del siglo XIX y cuenta con 900 m2 repartidos en planta baja y sótano. El proceso de este inmueble se lanzó el mes pasado, y ya cuenta con varios interesados en adquirir el local vacío.

Entre las ventajas a su favor, están el situarse justo a la entrada de la conocida Puerta del Sol, muy cerca de la calle Preciados, la calle comercial más cara de Madrid. La renta media de la zona está en 3.180 euros/m2, según precios que maneja Cushman & Wakfield. Sin embargo, es un local sin apenas escaparate a la calle Alcalá, lo que limitaría el tipo de inquilino futuro.

El inmueble de Barcelona se encuentra en el epicentro de la ciudad, la plaza Catalunya. Dispone de 1.000 m2 y a finales del año pasado Haya Real Estate ya vio en él altas probabilidades de venderlo, animado por las cifras récord que se alcanzaron en 2017 en el sector ‘retail’.

Cabe recordar que las operaciones más significativas que se dieron en 2017, a nivel retail, se han efectuado en el barcelonés Paseo de Gràcia, con la llegada de Kiabi, H&M o la primera tienda en España de Uniqlo.

La ubicación del local barcelonés también es inmejorable para el sector comercial, y es una de las rentas más altas, superando los 1.200 euros el m2. Que esta zona sea polo de atracción ya lo supo Uniqlo en su día, cuando valoró instalarse en el edificio Fundación MonteMadrid, anexo a esta oficina. Finalmente, ganó el pulso Desigual y su nueva ‘flagship’.