Logística / Cbre Gi

Logística / Cbre Gi

El objetivo de las compañías que se aliaron a través de una joint venture en 2017 es vender su cartera logística antes de que finalice este ejercicio. Tras tres años de duro trabajo, CBRE GI y Montepino han ordenado un mandato de venta de sus más de 800.000 m2 de activos logísticos a Morgan Stanley y a CBRE, según informa El Economista.

El momento elegido por CBRE GI y Montepino para lanzar esta cartera de activos es el más favorable del último lustro. La crisis del coronavirus ha proclamado al sector logístico como el gran vencedor dentro del real estate gracias a la explosión definitiva del e-commerce.

De todos modos, la desinversión no supondrá desligarse de la totalidad de los activos. De hecho, la joint venture no se disolverá tras la transacción, porque el objetivo es continuar como gestora de los desarrollos e inmuebles logísticos transaccionados. El lanzar el mercado la cartera este 2020 no sólo guarda relación con la aparición del coronavirus, sino también con el incremento de activos construidos que han generado un mayor valor al portfolio.

Las dos compañías pretenden conseguir 1.000 millones de euros, lo que le convertiría en la mayor operación logística de la historia. Es más, Montepino cifra en más de 1.000 millones el valor estimado por la compañía, que cuenta con 22 activos que generan unas rentas anuales de alrededor de 39 millones de euros al año, si bien, en esta sociedad se incluirían algunos activos que no forman parte de la JV con CBRE GI. 

“Por la calidad y ubicación de los activos que se pondrán a la venta, los expertos del sector consultadas por este medio consideran que la operación «tendrá una buena acogida entre los grandes inversores del sector, que llevan meses esperando la puesta en el mercado de estos activos», según afirman fuentes del sector a El Economista.