Freepik

Freepik

El euríbor a 12 meses está dando la sorpresa a final de año. A pesar de los altibajos que ha tenido a lo largo de 2021, en los últimos días del ejercicio ha vuelto a romper la barrera del -0,5%, lo que le permite situarse de nuevo en zona de mínimos históricos.

Este ya es su sexto año en terreno negativo y las previsiones apuntan a que se mantendrá por debajo del 0% al menos hasta 2023. Al menos, este es el escenario que maneja el departamento de análisis de Bankinter.

En su último informe sobre previsiones para el próximo bienio, la entidad financiera sitúa al euríbor a 12 meses en el -0,3% en 2022 y en el -0,2% en 2023. Es decir, en niveles similares a los que se encontraba a finales de 2019.

Este pronóstico deja entrever que no espera grandes movimientos de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). El guardián del euro, de hecho, ha afirmado recientemente que no teme la escalada de la inflación a la que califica de puntual, y que no tiene pensado normalizar la política monetaria durante el próximo año. 

Si se cumple el guion esbozado por Bankinter, el euríbor a 12 meses se irá acercando poco a poco a terreno positivo. Una teoría que también manejan otros expertos del mercado hipotecario, que prevén unas subidas muy moderadas y paulatinas.

La buena noticia es que, el euríbor a 12 meses, que es el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, mantendrá estables las cuotas de las hipotecas variables, aunque podrían producirse leves encarecimientos respecto a los niveles actuales.