Sede de BNP en Saint-Denis / Wikimedia commons

Sede de BNP en Saint-Denis / Wikimedia commons

La compañía francesa se ha visto obligada a realizar recortes de personal en algunas de sus filiales. Este es el caso de BNP Real Estate España, una compañía que cuenta con 120 empleados y que a partir de ahora verá como merma su plantilla, según La Información. La crisis provocada por el coronavirus ha desatado estos despidos, aunque la compañía no confirma el número de trabajadores afectados por esta decisión.

La consultora inmobiliaria achaca esta decisión a «la adaptación de la compañía a los nuevos escenarios del mercado, con servicios y rediseño de procesos más adaptados al cliente, lo que exige llevar a cabo ajustes puntuales propios de la actividad». Cambios que buscan la “viabilidad” de la compañía y de sus proyectos.

El mal momento por el que atraviesa el sector fue reflejado por la propia compañía hace tan sólo unos meses. De hecho, el volumen de inversión inmobiliaria en España durante abril y junio (que incluye gran parte del periodo de estado de alarma) ha sido de 1.060 millones de euros, un 65% menos que hace un año, según cifras de BNP Paribas Real Estate. En este sentido, sólo tres operaciones han supuesto prácticamente la mitad de la inversión total durante el segundo trimestre del año. Logística y vivienda en alquiler han sido los activos más deseados del confinamiento.

Pero no todo son malas noticias y opacidad en la división inmobiliaria en España de la compañía francesa. Porque hace sólo unas semanas BNP Real Estate España anunció la contratación Borja Ortega, nuevo consejero delegado de la empresa. El directivo procede de JLL y viene para sustituir al francés Frédéric Mangeant, que abandonó la compañía tras dos y medio en el cargo para abordar nuevos retos en su carrera. La nueva estrategia de Ortega será centrar su gestión en las líneas de negocio de mercado de capitales, logística y valoraciones.

En paralelo, BNP Real Estate España seguirá cubriendo todas las etapas del ciclo inmobiliario: oficinas, retail, residencial e industrial. En este sentido, cabe destacar que la compañía se encarga de todo tipo de productos financieros y que se encarga de la planificación a la construcción, la ocupación, el mantenimiento y el incremento de valor.  En nuestro país, el banco francés cuenta, solo para su consultora inmobiliaria, con tres sedes ubicadas en Madrid, Barcelona y Valencia