Buenas noticias para el negocio inmobiliario en todo el mundo. El gigante estadounidense Blackstone ha cerrado este mes el mayor fondo de deuda inmobiliaria de la historia. En concreto, la firma, que comenzó a recaudar dinero para Blackstone Real Estate Debt Strategies IV en la primavera de 2019, ha conseguido levantar 8.000 millones de dólares.

Esta cantidad ha superado las expectativas establecidas, por lo que la compañía de inversión dispone de mucho efectivo para prestar a los inversores inmobiliarios que buscan cerrar operaciones, una buena noticia en un escenario post pandemia.

El nuevo fondo de la compañía americana tiene 26.000 millones de dólares de activos bajo gestión y 167.000 millones de capital de inversores bajo administración desde el segundo trimestre de 2020.

BREDS IV desplegará su capital en varias de estrategias de inversión, que incluyen préstamos, valores líquidos, soluciones estructuradas para instituciones financieras y crédito corporativo.