Vivienda asequible en Barcelona

Vivienda asequible en Barcelona

Barcelona explora nuevas vías para la creación de vivienda pública. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha formalizado el apoyo al Ayuntamiento de Barcelona en sus esfuerzos por mejorar la actual oferta de viviendas sociales en la ciudad. Para ello, el BEI proporcionará 36,2 millones de euros al Institut Municipal de l’Habitage i Rehabilitació de Barcelona (IMHAB), para financiar la construcción de 11 promociones y 489 viviendas sociales de alquiler a precios asequibles en diversas ubicaciones de la ciudad.

El acuerdo entre el BEI y el IMHAB prevé, además, que la financiación por parte de la entidad europea podría ampliarse, en caso de que fuera necesario, hasta los 65 millones de euros. El proyecto, que se implementará hasta finales de 2023, contribuirá a crear más de 570 puestos de trabajo por año durante la fase de construcción.

“El acuerdo apunta a diferentes objetivos, como la regeneración urbana, la inclusión de servicios sociales, la eficiencia energética y la lucha en favor de la acción climática”, explican desde el consistorio. En concreto, gracias al apoyo del BEI, el Ayuntamiento de Barcelona pondrá a disposición más opciones de viviendas para los grupos de ingresos bajos y medios. Además, la operación supondrá un aumento de un 6% del parque actual de vivienda pública social y asequible.

Además, el acuerdo prevé la inclusión de infraestructuras y servicios sociales para mejorar la vida de los nuevos inquilinos, como la construcción de guarderías, equipamientos de proximidad para jóvenes y gente mayor, y patios de recreo. Además, todas las viviendas tendrán un rendimiento energético al menos un 20% mejor que el mínimo exigido por la normativa nacional española para la construcción de nuevas habitaciones.

De entre las 11 promociones incluidas en este paquete de financiación, se encuentran algunos de los proyectos impulsados desde Barcelona. Este es el caso de tres promociones de producción industrializada de vivienda, como dos promociones de 135 viviendas de madera prefabricada en los antiguos cuarteles en el distrito de Sant Andreu, o la promoción de 40 alojamientos a partir del reciclaje de contenedores marítimos en el distrito de Sants-Montjuïc.

El BEI juega un papel clave en el desarrollo y la construcción de viviendas sociales en España. El acuerdo ahora firmado es el segundo de estas características, después de un primer acuerdo de financiación rubricado en 2017 para apoyar con 125 millones de euros la construcción de 1.570 viviendas públicas de alquiler social y asequible.

En total el apoyo del BEI asciende a más de 160 millones de euros, ampliables a casi 200, y permite a Barcelona impulsar la construcción de más de 2.000 viviendas, lo que significa un hogar asequible para más de 4.500 personas. Recientemente, el BEI también ha aprobado acuerdos con las ciudades de Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia.