El Ayuntamiento de Barcelona ha paralizado las obras de de dos edificios de la ciudad después de detectar que en ambos casos, según el Consistorio, se estaban haciendo reformas sin la correspondiente licencia, es decir, solo tramitaron permisos para obras menores. Una se encuentra en el barrio de El Poblesec, en la calle Murillo, y la segunda está en El Clot, en el número 609 de Consell de Cent. 

El Ayuntamiento aún no ha puesto en marcha la modificación de la ordenanza que regula las rehabilitaciones de los edificios, pero ha vuelto a actuar para paralizar obras que sospecha que incumpla la legalidad. Según explican los servicios técnicos de Sants-Montjuïc, las viviendas estaban inmersas en una reforma integral sin haber tramitado los permisos. Además, en el caso del inmueble de calle Murillo, estaba afectando al inquilino, un hombre con dos hijos menores, uno de los pocos que quedan en la Ciudad Condal con renta antigua.

En ese preciso inmueble, el promotor Vertice Nedax SL (vinculado al fondo inversor Norvet) había tramitado una veintena de comunicados puntuales para rehabilitar algunos aspectos del inmueble. Pero el Consistorio asegura que están llevando a cabo una rehabilitación que desencadenará en viviendas de lujo. Además, al arrendatario le corresponde una reubicación mientras se hagan obras y no fue informado, explica el Consistorio.

Por su parte, el caso de El Clot, en la calle Consell de Cent número 609, la propiedad es de Sort Bwok, SL, una sociedad china. Según el concejal de Vivienda, Josep Mª Montaner, la compañía solo había tramitado dos comunicados y cuatro acuses de obras y, sin embargo, se encuentra en una rehabilitación total, además de afectar al volumen del inmueble que supone acordar un planeamiento de la zona para permitirlo. El fondo también instaló un ascensor sin la tramitación correspondiente, informa Montaner.