El negocio de las oficinas en Barcelona goza de buena salud y los principales propietarios de activos emblemáticos quieren llevarse su parte de pastel. Banco Sabadell está estudiando la puesta a la venta de su sede corporativa, Torre Sabadell, ubicada en la intersección de la Avenida Diagonal con la calle Balmes. De cerrarse la operación lo haría por encima de los 100 millones de euros o incluso más.

El edificio fue construido en 1969 e, históricamente, fue la sede del Banco Atlántico, según Cinco Días. Sabadell la compró a este banco en 2003 por 1.500 millones y trasladó su sede a este edificio. El activo cuenta con 83 metros de alto y 22 plantas, que suman 12.000 m2.

Actualmente, el edificio está parcialmente en desuso. Apenas acoge los departamentos de banca corporativa y privada, la fundación, la gestora inmobiliaria Sogeviso y despachos para el presidente y el consejero delegado. El inmueble necesitará una reforma para su puesta de nuevo en el mercado. Sus instalaciones no cumplen las actuales demandas de oficinas.