Se avecina una nueva operación corporativa en el sector inmobiliario español. Banco Sabadell ha empezado a escuchar ofertas de algunos fondos para la venta de su gestora de ladrillo Solvia. La entidad ha encargado la venta de su filial a un banco de inversión, si bien el precio que podría alcanzar la operación no ha trascendido.

Si bien la venta de Solvia se rumorea desde hace meses, en verano Jaime Guardiola, consejero delegado del grupo, aseguró que no se desprenderían de la ‘servicer’ por “su gran aporte al banco”.

El banco se encuentra ahora ultimando el fin de su exposición en real estate. Como el resto del sector financiero, el Sabadell está soltando todo su ladrillo: sólo en julio, se deshizo de casi 12.500 millones de euros en activos con la venta de tres carteras, pero decidió conservar a su gestora.

Esta decisión llamó la atención del negocio inmobiliario, ya que hasta ahora era frecuente que los bancos incluían sus ‘servicer’ en el paquete de venta de activos: así lo hizo CaixaBank con Servihábitat y el BBVA con Anida.

Sin embargo, ahora el Sabadell ha dado el paso definitivo y está escuchando ofertas de los fondos buitre interesados. Según fuentes del mercado, entre los interesados podrían estar Cerberus y Oaktree.

Solvia es uno de los líderes en servicios inmobiliarios en España, con una cartera de 148.000 unidades de activos bajo gestión, cuyo valor supera los 31.000 millones de euros, según la entidad. En un informe de Goldman Sachs, el Sabadell apuntó que el beneficio anual de Solvia es de 40 millones.

La compañía cuenta con amplia experiencia en comercialización de promociones de obra nueva, ya que ha puesto en el mercado más de 10.000 viviendas de promociones desde 2015. En este momento Solvia tiene a la venta un total de 55 promociones.