La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso / Isabel Infantes/Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso / Isabel Infantes/Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reiterado que el Gobierno regional no aplicará las medidas del Anteproyecto de Ley de Vivienda promovido por el Ejecutivo Central que «sean lesivos para la propiedad y la inversión, como la declaración de las llamadas zonas tensionadas». Ayuso ha presentado en Valdebebas el primer lote de viviendas del Plan Vive, que se incluiránen en el parque público de alquiler asequible.

«Puedo asegurarles que no vamos a aplicar ninguno de los enunciados dispositivos de esta Ley de Vivienda que sean lesivos para la propiedad y la inversión, como la declaración de las llamadas zonas tensionadas», ha sostenido la dirigente madrileña.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid propone «un modelo abierto, que reciba inversiones y contribuya a que haya más suelo en el mercado, es decir, más oferta, más libertad». Además, ha advertido de que «es un ataque frontal a la propiedad privada, a la reactivación económica y al acceso a la vivienda y las consecuencias de la futura Ley del Gobierno ya las conocemos: va a disparar el precio de la vivienda, va a reducir la oferta para incrementar el precio medio y va a dificultar el acceso».

Según la presidenta madrileña, «los expertos ya están anunciando que esta normativa de aquí a 2025 va a traer un recorte del 30% en la construcción de vivienda para alquiler en España, va a incitar la fuga de inversores y va a conllevar, por tanto, la pérdida de empleos en el sector», ha aclarado.

Para la presidenta regional, «se vuelve a penalizar a quienes más necesitan acceder a una vivienda y lo hacen interviniendo el mercado, imponiendo limitaciones, eliminando estímulos fiscales y renunciando a aprovechar el suelo público que está infrautilizado», mientras que desde su Gobierno lo que pretenden es «blindar los derechos de propiedad y la confianza de los inversores desde la certidumbre y la seguridad jurídica», ha concretado.