Gtres

Gtres

Las fiestas navideñas son temporada alta para los estafadores: 1 de cada 4 personas fue víctima de un fraude en esta época del año en 2020. La realidad es que en estos días del año se registra un aumento en los casos de fraude y ciberdelincuencia. Los timadores saben que muchos estamos buscando ofertas, tenemos prisa y que quizás hemos bajado la guardia un poco más de lo normal.

Pero no todo son malas noticias. La seguridad internacional de la información nos regala el conocimiento necesario sobre ciberseguridad, con una serie de consejos prácticos que nos pueden ayudar a protegernos a nosotros y a nuestras familias durante estos días de tanta actividad. Gil Vega, director de seguridad de la información (CISO) en Veeam, señala los cinco fraudes principales que debemos evitar:

Notificaciones falsas de envíos de paquetes

Desde el inicio de la pandemia, la mayoría hemos recibido múltiples entregas en casa o en otras direcciones personales. Los timadores lo saben y se aprovechan de esto para enviar notificaciones falsas de envíos con la esperanza de que en ese momento estemos esperando una entrega. Hay que ser muy cauto cada vez que recibimos una de estas notificaciones. Si compramos a tiendas serias podremos rastrear los paquetes por nuestra cuenta, sin tener que hacer clic en enlaces que aparecen en correos electrónicos o mensajes de texto.

Tiendas y vendedores online fraudulentos

A todos nos suena esta historia. Al pequeño Carlos se le ha antojado el juguete de moda del 2021, pero está agotado en todas partes. Buscas en Google a la desesperada y aparece un sitio que milagrosamente aún tiene el juguete, con lo que has evitado una crisis navideña. Por desgracia, lo que suele pasar en estos casos es que era demasiado bonito para ser verdad. Una vez que has comprado el juguete te encuentras con menos dinero en la cuenta, que te han suplantado la identidad y con un niño muy decepcionado. Las fiestas navideñas no son el momento ideal para poner a prueba nuevas tiendas online ni para comprar a vendedores que no conocemos. No vale la pena el riesgo.

Tarjetas de regalo y bonos de descuento falsas

De repente llega una tarjeta regalo que no nos esperábamos. ¡Qué bien! Pero, ¿es de verdad? Las tarjetas regalo, los bonos descuento y los cupones falsos son otro de los trucos favoritos de los timadores. Otra de sus técnicas es la de solicitar que el pago se haga únicamente con tarjetas regalo y siempre se trata de un timo.

Organizaciones benéficas fraudulentas

Mientras los demás estamos pensando en regalar, los ciberdelincuentes se centran en lo que se pueden llevar. Van a emplear cualquier medio a su alcance, incluso pueden llegar a fingir que son una asociación benéfica para aprovecharse de nuestro deseo de ayudar y así sacarnos el dinero que tanto nos ha costado ganar.

Ofertas falsas para viajar

En esta época del año se incrementa el número de personas que quieren viajar, tanto si es para volver a casa por las fiestas o para darse un capricho por Año Nuevo. Los estafadores lo saben y se les da muy bien crear ofertas irresistibles (pero falsas) de viaje.

Cómo evitar estos fraudes

Ahora que ya sabemos qué nos podemos encontrar, la siguiente pregunta es: ¿cómo nos protegemos a nosotros y a nuestras familias? Estos son algunos consejos prácticos sencillos que podemos seguir:

  • Ser precavido: sospechar un poco puede resultar muy útil. Ayuda estar atento por si pasa algo inesperado, si se reciben solicitudes urgentes que buscan despertar emociones o si llegan ofertas tentadoras. Hay que comprobar de manera minuciosa la URL del sitio que se visita.
  • Investigar: Si vamos a comprar por primera vez en una tienda o vendedor online, lo mejor que podemos hacer es dedicar unos minutos a investigar antes de dar al botón de ‘comprar’. Para descubrir si se trata de una empresa seria, podemos usar un sitio de reseñas de consumidores. También conviene leer la descripción completa de lo que vamos a comprar. En 2020 algunos clientes de eBay recibieron para su sorpresa fotos de la última consola PS5 en lugar de la propia consola. Se dieron tanta prisa en comprar que no leyeron la descripción de lo que se vendía. Ese texto explicaba que lo que estaban vendiendo no era la consola, tan solo se ofrecía una foto.
  • Elegir con cuidado el método de pago: Las tarjetas de crédito ofrecen con frecuencia una mayor protección ante los casos de fraude. También se puede usar una tarjeta virtual, asociada a la misma cuenta que la de crédito, pero con una numeración diferente. Si es posible, es útil usar siempre la misma tarjeta para las compras online y mantenerla con un límite de crédito reducido. Otra opción es protegerse pagando a través de un sitio de pago de confianza como PayPal. De ese modo no compartimos los datos de la tarjeta y hay una tercera parte a la que reclamar en caso de que haya algún problema.
  • Crear notificaciones / alertas en las cuentas bancarias: Si uno es víctima de un fraude, contar con alertas en el banco facilitará el descubrirlo antes, limitando así el daño potencial.
  • Compartir la información: Debemos informar a amigos y familiares sobre los timos que existen y los sencillos pasos que podemos dar para protegernos. Quizás sea el mejor regalo que les hagamos este año.