Las ventas de viviendas en España están registrando los niveles más altos desde el boom inmobiliario (2007-2008), y muchas de ellas se están produciendo en reducidos plazos de tiempo.

Según la red inmobiliaria Comprarcasa, una de cada cinco operaciones en las que intermedia se cierra incluso antes de que la vivienda salga a la venta. En su caso, las ventas por encargo, también conocidas como ventas por susurro, se han duplicado en apenas un año (en 2020 suponían en torno al 10% de las transacciones de la compañía, frente al 20% actual).

·»Muchos inmuebles que van a salir a la venta ya tienen un comprador esperando, identificado en función de las características y necesidades que esperan de una vivienda y que han expuesto en su primer contacto con la agencia”, asegura Toni Expósito, CEO de Comprarcasa, quien añade que este tipo de transacciones «unen la oferta y la demanda de forma personalizada y rápida, ya que se reducen la transacción se cierra en un periodo temporal hasta un 70% inferior». 

La red de agencias inmobiliarias recuerda que este sistema de ventas ha existido siempre en el mercado, pero que se ha acelerado tras la llegada de la pandemia. Por un lado, «por el avance en la digitalización y las nuevas tecnologías» y, por otro, por la elevada demanda residencial, que se ha visto impulsada «por la recuperación en el sector inmobiliario tras los meses de confinamiento, el auge en la demanda de vivienda, los cambios en los hábitos habitaciones a raíz del covid-19, unos tipos de interés en niveles históricamente bajos y una amplia oferta hipotecaria». Y añade que los compradores son tanto inversores como particulares que buscan un nuevo hogar. 

Durante los meses de confimamiento muchas transacciones llegaron a sellarse incluso sin visitar los inmuebles y se generalizaron las visitas virtuales como manera de enseñar las casas, sus detalles y especificaciones. Además, avanzaron las alternativas para realizar reservas online de inmuebles, así como las entrevistas a distancia y los sistemas de firmas digitales. 

La mitad de la oferta dura como mucho tres meses

En los últimos meses, las ventas de viviendas se están acelerando en España y muchas de ellas se cierran en pocos meses. Según los datos de idealista, una de cada tres casas que se vendió a través del marketplace en octubre llevaba menos de un mes en el mercado (32%), mientras que otro 23% llevaba en venta entre uno y tres meses. Así, 55 de cada 100 viviendas ha estado en el mercado como mucho tres meses. 

Granada es la ciudad en la que el peso de las viviendas vendidas en menos de 30 días es mayor, ya que alcanza el 54% del total. Le siguen Cuenca (48%%), Barcelona (41%), Salamanca (40%), Madrid (37%), Pamplona (36%), Las Palmas de Gran Canaria (35%), Guadalajara (35%) y Valencia (33%). Por encima o a la par de la media nacional (32%) se encuentran Huesca (33%), Vitoria (32%) y Sevilla (32%).

Zamora, en cambio, es la capital con el mercado menos dinámico, con solo el 9% de las ventas en menos de un mes. Le siguen Jaén (10%), Ourense (12%), Cáceres (12%). Cordoba (13%), Albacete (14%), Ciudad Real, Badajoz y Lugo (15% en los 3 casos).