Madrid

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la EMVS (empresa municipal de vivienda y suelo) pretende impulsar sus planes de alquiler en la capital. Cabe destacar que el consistorio madrileño está consiguiendo algo importante: reducir los precios del alquiler, para que los inquilinos paguen rentas más asequibles. Para conseguir este objetivo, la EMVS cuenta con el Servicio de Intermediación del Alquiler (SIA), un servicio gratuito para propietarios e inquilinos que empezó a funcionar el pasado 17 de junio y que se enmarca dentro del Plan Reviva.

Los requisitos para formar parte de este programa son muy sencillos. Por parte del propietario, solo es necesario tener una vivienda en propiedad, con una superficie igual o superior a 25 m2, por encima de rasante y accesible, de acuerdo con la legislación vigente. Por su parte, el que quiera optar al alquiler de estas viviendas sólo debe de cumplir un requisito: tener unos ingresos familiares que no superen ocho veces el IPRE (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

Hasta mediados de octubre, la EMVS había registrado en su plataforma hasta un total de 103 viviendas disponibles para el alquiler. Destaca que en casi todos los distritos de la capital existe alguna vivienda del Plan Reviva. El Centro, Latina y Puente de Vallecas acumula cerca de un tercio de toda esta al sumar entre los tres distritos hasta 34 casas. En el lado contrario se encuentran Salamanca, Moncloa, Fuencarral-El Pardo y Barajas que sólo tienen una unidad cada uno de ellos. 

!function(){«use strict»;window.addEventListener(«message»,(function(e){if(void 0!==e.data[«datawrapper-height»]){var t=document.querySelectorAll(«iframe»);for(var a in e.data[«datawrapper-height»])for(var r=0;r<t.length;r++){if(t[r].contentWindow===e.source)t[r].style.height=e.data["datawrapper-height"][a]+"px"}}}))}();

La EMVS ofrece a ambas partes (propietario e inquilino) una mediación integral, una asesoría jurídica, fiscal y técnica para que propietarios e inquilinos tengan las mejores garantías. Por ejemplo, la EMVS paga a los propietarios el seguro del hogar y de impagos durante toda la vigencia del contrato que firme con el inquilino. También propone al propietario una terna de inquilinos para que el primero puede elegir el que más le convenga. La EMVS también expedirá al propietario de manera gratuita, si no lo tiene, el certificado de eficiencia energética de la casa, obligatorio para poder alquilar una vivienda.

Por su parte, la EMVS garantiza al inquilino que nunca pagará por la vivienda que alquile más del 40% de sus ingresos anuales, y se compromete a facilitarle visitas a un máximo de seis viviendas que se ajuste a sus necesidades e ingresos. Hay otra novedad más para los inquilinos que tengan menos de 35 años. La EMVS les paga la fianza (un mes) que les exija el casero. Luego tendrá 24 meses para devolver este dinero sin ningún tipo de interés.

A cambio de todos estos servicios, la EMVS pide al propietario que ofrezca a los inquilinos un precio más atractivo, más barato. Una renta que, con el asesoramiento de la empresa pública, se pactará entre el propietario y el inquilino.

De momento, 103 propietarios que quieren alquilar sus viviendas ya se han apuntado al SIA. Y 116 personas que buscan un piso de alquiler también se han registrado. La intermediación del SIA ha puesto ya de acuerdo a 59 propietarios e inquilinos, que han firmado un contrato. Con respecto al precio, el alquiler medio que han pactado ambas partes es de 706 euros mensuales por una vivienda media de 59 m2, según datos de la EMVS.

Tomando como referencia datos oficiales, como el Índice de Alquiler de Vivienda elaborado por el Ministerio de Transportes, vemos que en Madrid capital por una vivienda de este tipo se pagaría 766 euros, una rebaja del 8,5% si lo comparamos con los precios que ofrecemos en SIA

Los técnicos de la EMVS realizan tasaciones más profundas, ya que analizan cuatro índices de referencia (entre ellos el de idealista) y analizan otras condiciones del barrio donde está la casa, no solo del distrito.