Junta de Compensación Berrocales

Junta de Compensación Berrocales

Los desarrollos urbanísticos planteados en el sureste de Madrid desde hace décadas empiezan a coger forma. Si la semana pasada el Ayuntamiento de la capital aprobó la modificación del proyecto de urbanización de Los Ahijones, ahora el protagonista es el PAU de Los Berrocales, para el que ya se han adjudicado las obras de la primera etapa de este proyecto urbanístico. Un desarrollo que está llamado a ser uno de los más importantes de los próximos años.

En Los Berrocales están proyectadas 22.000 nuevas viviendas, aproximadamente la mitad de las cuales tendrán algún régimen de protección, con una inversión que ronda los 3.000 millones de euros y el objetivo de crear cerca de 200.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos. 

«Esta adjudicación es el hito más importante de la Junta de Compensación de Berrocales», explica el comunicado oficial, que detalla que las primeras etapas que van a ejecutarse son la primera y la tercera, que implicara la construcción de unas 10.500 viviendas.

Las obras de urbanización de la primera etapa se han adjudicado a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), por un importe de 35 millones de euros y con un plazo de ejecución de 20 meses. «Comenzarán a principios de año y se prevé que aquellos propietarios que quieran edificar podrán hacerlo a partir del tercer trimestre del 2022, a través de la ejecución simultánea», sostiene la junta de compensación. 

Entre los dueños de los terrenos destacan promotoras como Kronos, Aedas o Vía Célere, que podrían empezar a construir en apenas año y medio. 

Delimitado al este por la M-50, al norte la línea 9 del metro, al sur por la autopista A3 y al oeste por la M-45, el desarrollo de Los Berrocales cuenta con una superficie de unos 8 millones de m2, y contará con 22.287 viviendas, 11.234 (49%) de régimen libre, 6.996 (31%), de precio tasado y 4.241 (19%) de protección oficial. Además de la parte residencial, también están proyectados 639.000 m2 de parque industrial, más de 235.000 m2 de oficinas, unos 220.000 m2 de otros usos terciarios, 855.321 m2 de suelo para equipamientos sociales y más de dos millones de m2 de espacios libres y verdes.

«Berrocales integra algunos de los conceptos de los nuevos desarrollos urbanos de Madrid, como las “supermanzanas”, red viaria que englobará varias manzanas de tejido urbano, creando espacios en las calles peatonales, aumentando el arbolado y las zonas ajardinadas. Calles donde sólo acceden los peatones, vehículos de los residentes y servicios básicos, mejorando así la calidad ambiental», sostiene la junta de compensación, que añade que «es la gran bolsa de suelo del este de Madrid, una gran oportunidad para la vivienda de alquiler y uno de los principales sectores de suelo urbanizable para absorber la futura expansión urbana de la capital».