Aena

Aena

Aena tiene previsto convertirse en los próximos años en el mayor promotor de España. Tras perfilar el desarrollo de los terrenos adyacentes a los aeropuertos de Madrid-Barajas Adolfo Suárez y Barcelona-El Prat Josep Tarradellas, el gestor aeroportuario ha puesto en marcha otros cuatro megaproyectos inmobiliarios en los aeropuertos de Palma de Mallorca, Málaga, Valencia y Sevilla.

Aena ya ha licitado la contratación de un consultor con el que decidirá los usos que se otorgarán al suelo que posee en las inmediaciones de estos cuatro aeropuertos. Según fuentes cercanas a la compañía, una vez resuelta esta adjudicación, la firma y su nuevo socio  identificarán qué terrenos son “potencialmente comercializables” y planificarán un desarrollo de los mismos que “posibilite maximizar el atractivo de estos solares y activos para futuros usuarios, potenciales inversores y fuentes de financiación”.

Este proceso se realizará a lo largo de un año entero, según las previsiones de la propia empresa. La intención de Aena es dedicar los seis primeros meses a los desarrollos mobiliarios del aeropuerto de Palma de Mallorca y de Málaga-Costa del Sol y los seis últimos al de Sevilla-San Pablo y Valencia.

Después comenzarán a implantarse estas actividades, un proceso en el que también estará presente la consultora contratada por Aena. De hecho, esta firma también colaborará en el diseño de la estrategia comercial que definirá aspectos como las rentas que se obtendrán por estos terrenos. El presidente de la empresa, Maurici Lucena, dejó caer en la junta de accionistas del grupo que estudiaban desarrollar los terrenos que poseían en Palma, Málaga, Valencia y Sevilla. Además, también explicó que la empresa no tiene intención de vender este suelo.