Foto de Andrea Piacquadio no Pexels

Foto de Andrea Piacquadio no Pexels

Los arquitectos tratan de hacernos la vida más fácil, de resolver los problemas de la vida cotidiana a través de los espacios y la organización de nuestras viviendas. Pero también son expertos en fijarse en detalles con los que (realmente) no pueden vivir, pequeñas cosas que a menudo son imperceptibles para el común de los mortales, a simple vista. Pero, después de todo, ¿qué es lo que los arquitectos odian encontrar en una casa?

La Revista AD ha hablado con tres arquitectos para saber qué es lo que más odian encontrar en una casa. Esta es la lista de los errores más comunes:

  1. «Materiales» que imitan a otros materiales. Por mucho que sea una «buena imitación», se «nota» mucho.
  2. Techos muy rebajados para poner luces empotradas imposibles. La luz blanca tampoco tiene gran aceptación entre los arquitectos.
  3. Exceso de molduras decorativas.
  4. Que las paredes no estén a 90 grados.
  5. Casas excesivamente compartimentadas en las que se crean pasillos interminables. Para los arquitectos, no hay que tener miedo a los espacios compartidos, como el salón o la cocina.
  6. Ventanas pequeñas y, sobre todo, persianas por todas partes.
  7. Pintura mural mal ejecutada o zócalos separados de las paredes.
  8. Elementos que deberían estar alineados y no lo están, como puertas o ventanas.
  9. Mobiliario desproporcionado: un enorme televisor y una mesa de comedor casi imperceptible.
  10. Invertir en una columna de hidromasaje para la ducha y no en unas buenas ventanas.
  11. Desperdiciar metros cuadrados en una habitación diminuta sólo para tener otra habitación (totalmente inútil).
  12. Baños con demasiados toalleros.
  13. Una pésima distribución de interruptores y enchufes en toda la casa, tanto por exceso como por defecto.

Pexels

Pexels