Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Hay lugares donde se siguen escribiendo pequeñas líneas de la historia. El conocido como Palacio Maeterlinck se levantó en los años 20 las afueras de Niza como hotel de lujo para la aristocracia francesa. Tras la IIGM, el escritor y poeta Maurice Maeterlinck compró el complejo para convertirlo en su residencia. Ahora, y tras retomar el plan de un hotel-palacio a comienzos del milenio, se transforma en viviendas exclusivas.

El multimillonario checo Radovan Vitek compró hace pocos años este complejo de 4 hectáreas de terreno para devolverle en esplendor de antaño. Casi 100 años después de que el conde de Milleant construyera este palacio para competir con el mismísimo Casino de Monte Carlos, se convierte en viviendas de lujo y exclusivas a las afueras de Niza, en el lujo de la Costa Azul francesa junto a Cannes y Saint-Tropez, sin olvidarnos de Mónaco.

Por en medio, el escritor y poeta Maurice Maeterlinck, Premio Nobel de Literatura en 1911, a su regreso del exilio por la Segunda Guerra Mundial, compra la villa como casa de vacaciones, pero se enamoró de ella y hasta su fallecimiento en 1949 se convirtió en su residencia principal.

Su mujer siguió viviendo allí hasta que falleció en 1990, cuando volvió a retomarse la idea de gran hotel-palacio hasta 2008, cuando volvió a cerrar. Ahora en sus 5.000 m2 de palacio se han dividido en 18 apartamentos de lujo de hasta 400 m2.

“Lo clásico y lo contemporáneo se dan la mano en este Palacio Maeterlinck lleno de contrastes bellos y atractivos tanto a nivel arquitectónico como decorativo”, afirman desde el estudio de arquitectura Jean-Paul Gomis.

El palacio se ha renovado por completo, desde la fachada a los propios espacios, creando nuevas áreas recreativas, piscinas y zonas ajardinadas. La Villa cuenta además con playa privada, muelle propio con funicular, salón VIP comunitario, servicio de seguridad y conserjería 24 horas.

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER

Fotos Xavier Boymond ® para KAWNEER