Los datos en el sector de oficinas durante la mitad del año confirman el buen momento para la contratación de espacios en las grandes ciudades, según la consultora Cushman & Wakefield. Mientras Madrid registró una subida del 7,1% en los m2 de alquiler, Barcelona se disparó hasta el 33%. Interanual entre enero y junio. Los alquileres en zonas prime en la capital subieron a 32 euros/m2, mientras en la Ciudad Condal alcanzaron los 22,5 euros/m2 al mes.