Ha tardado en llegar, pero al fin la nueva ley de autónomos cuenta con luz verde. La Comisión de Empleo y Seguridad Social ha aprobado por unanimidad la introducción de varios cambios en la normativa sobre el trabajo por cuenta propia. Unos cambios que llevaban meses sobre la mesa y que las federaciones y asociaciones de autónomos valoran de forma muy positiva.

“Una gran ley que facilita la vida a los autónomos se ha aprobado y debemos estar muy satisfechos por el trabajo realizado. Es una ley que mejorará la protección social, las condiciones para emprender y reemprender, que eliminará trabas y facilitará la actividad. En definitiva, es una ley que da voz a los autónomos. Permitirá que se sumen más autónomos, que consoliden su actividad y que se pueda crear más empleo”, explica Lorenzo Amor, presidente de la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Resumimos de la mano del organismo cuáles son las principales medidas que harán la vida más fácil al colectivo de los trabajadores por cuenta propia:

1. Se amplía la tarifa plana de 50 euros a un año de actividad. Hasta ahora, esa bonificación solo existía para los primeros seis meses.

2. Se podrá reemprender con tarifa plana tras dos años de haber interrumpido la actividad si no te habías beneficiado antes de ella, 3 si ya lo había hecho. Se trata de una clara mejora frente a los 5 años exigidos hasta la fecha

3. Se mantienen las bonificaciones de la cuota que conllevaba la tarifa plana ya en marcha para los 12 meses posteriores a los 12 en los que se establece la tarifa plana.

4. Podrán cambiar su base de cotización hasta cuatro veces en el mismo año para poder adecuarla mejor a sus ingresos.

5. Las altas y las bajas se harán efectivas desde el mismo día, y los autónomos solo pagarán por los que hayan ejercido su actividad. Si el alta se produce el día 25 de un mes, tan solo pagará desde dicho momento, mientras que si la baja tiene fecha del día 7, no tendrá que abonar el mes completo como hasta ahora. Esta posibilidad será efectiva para tres altas y tres bajas por ejercicio.

6. Los recargos de la Seguridad Social se reducen a la mitad en caso de retraso en el pago de la cuota: pasan del 20% actual al 10% en el primer mes.

7. Se devolverá de oficio el exceso de cotización de las personas en pluriactividad sin que sea la persona la que deba solicitar su devolución.

8. Se desvincula la subida de las cuotas a las subidas del SMI, societarios y personas físicas. Se determinará a partir de ahora en los Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio, tras un diálogo con las organizaciones de autónomos.

9. Se puede compatibilizar el 100% de la pensión con un trabajo por cuenta propia, siempre que tenga al menos un empleado a su cargo.

10. Tarifa plana para las mujeres que se reincorporen tras la maternidad y exención del 100% de la cuota de autónomos durante 12 meses por cuidado de menores o dependientes, para garantizar una mejor conciliación laboral y familiar.

11. Se mejoran sustancialmente las condiciones de las personas con discapacidad para emprender y también de los hijos con discapacidad de los autónomos, que podrán contratarlos.  

12. Se reconoce el accidente’ in-itinere’ en los autónomos.

13. Los autónomos tendrán por fin derecho a la formación adaptada a sus necesidades reales para mejorar su consolidación empresarial y su competitividad. 

14. Se establece un 30% de deducción de los gastos de suministros de agua, luz, electricidad y telefonía cuando el autónomo trabaja desde su casa y se establecen deducciones para la manutención de la actividad de hasta 26,67 euros diarios (dietas), siempre y cuando puedan comprobarse fehacientemente por medios telemáticos (48,08 euros diarios si son fuera de las fronteras españolas).

15. Las organizaciones de trabajadores autónomos de mayor implantación serán consideradas de “utilidad pública” y se fija un plazo de un año su entrada en el Consejo Económico y Social (CES) así como para la constitución del Consejo del Trabajo Autónomo.