La inmensa mayoría de los trabajadores en España han perdido poder adquisitivo en el último lustro. Según los datos que manejan Adecco y Barceló&asociados, solo los asalariados de dos autonomías han logrado ganar poder de compra entre 2011 y 2016.

Descontando la inflación a la evolución de la remuneración media, Cantabria y Madrid son las únicas regiones de España que logran situarse en terreno positivo y ganar poder adquisitivo. La autonomía cántabra registra el repunte más elevado, del 2,5%, mientras que la madrileña se anota un alza del 0,6%.

Todos los demás territorios registran un balance negativo, lo que lleva a la media nacional a situarse en el -2,4%. En el caso de Murcia y Asturias el descenso no alcanza el 1%, aunque en Canarias y Castilla-La Mancha la pérdida de capacidad de compra ronda el -1,5% y en Comunidad Valenciana asciende al -2,3%. Peor que la media también están Galicia, Aragón, Navarra y País Vasco, aunque la pérdida en su caso no alcanza el -3%. Sí lo hace en Andalucía y en otras regiones como La Rioja y Baleares, donde la capacidad de compra ha bajado más de un 4% en cinco años.

No obstante, los peores resultados del ranking son los de Castilla y León, Cataluña y Extremadura, donde el poder adquisitivo se ha desplomado más de un 5% en el último lustro.

¿Y qué tiene que ver esto con los salarios que cobran los trabajadores? Según el estudio de Adecco y Barceló&asociados, “no hay una relación determinada entre la evolución del poder de compra del salario y su nivel en términos de euros. Por ejemplo, Cataluña, que tiene el cuarto salario más elevado, tiene un desgaste en su poder adquisitivo que es 4,3 puntos porcentuales mayor que el de Canarias, que tiene la segunda remuneración más baja”. No obstante, en los casos de Madrid y Cantabria, que han registrado el mayor repunte de los salarios desde 2011, el salario sí ha influido.

El ranking de salarios en España está liderado por País Vasco, Madrid, Navarra y Cataluña, mientras que a la cola están Canarias y Extremadura. La región vasca y la madrileña son las únicas donde el sueldo medio supera los 1.900 euros mensuales, mientras que Extremadura es la única donde la remuneración ni siquiera alcanza los 1.400 euros mensuales.

El salario medio español, por su parte, se encuentra en 1.636 euros mensuales, en línea con la horquilla en la que se ha movido a lo largo de los últimos seis años y se sitúa entre 1.630 y 1.640 euros mensuales.

Volviendo a los datos autonómicos, el estudio revela una brecha máxima de 608 euros mensuales entre la remuneración vasca y la extremeña. Es decir que, un asalariado vasco percibe de media un 46% más que uno extremeño.

Los salarios medios del País Vasco y la Comunidad de Madrid superan en al menos 5.500 euros anuales la remuneración media de otras seis comunidades autónomas además de Extremadura: Castilla-La Mancha, Andalucía (1.475 euros/mes en ambos casos), la Región de Murcia (1.469 euros/mes), Castilla y León (1.467 euros/mes), Galicia (1.447 euros/mes) y Canarias (1.402 euros/mes). Comparando los salarios de 2016 con los de 2011 se encuentra que ahora siete autonomías tienen remuneraciones medias más altas, mientras las restantes diez sufren un descenso.

Como decíamos unas líneas más arriba, los avances más marcados los han protagonizado la Comunidad de Madrid (+3,4%) y Cantabria (+5,9%), mientras que los retrocesos más pronunciados se encuentran en las regiones de Extremadura (-3,9%) y Castilla y León (-2,5%).