El euríbor, índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, ha despedido el mes de junio en el -0,149%, con lo que ha marcado un nuevo mínimo histórico. El índice lleva desde febrero de 2016 en terreno negativo, lo que está abaratando las cuotas mensuales de miles de hipotecas variables, y podría mantenerse por debajo de cero hasta la próxima primavera, según los expertos. Este descenso permite abaratar las hipotecas a las que les toque revisión anual en unos 77 euros al año.