La Memoria de reclamaciones del Banco de España revela que las denuncias de los usuarios al organismo regulador de la banca cayeron un 28,6% en 2016, debido al aumento de los juicios contra las cláusulas suelo abusivas o al acuerdo entre el cliente y el banco. Sin embargo, en lo que va de 2017, los reclamos sobre los gastos hipotecarios son ahora la principal queja de los consumidores. Entre enero y abril, el BdE registró más de 8.000 reclamaciones, un 60% interanual más y se prevé superar las 30.000.

El Banco de España registró 14.462 quejas de usuarios en su servicio de reclamaciones durante 2016, un 28,6% interanual menos que en 2015. La caída de las denuncias al órgano regulador de la banca española de las cláusulas suelo abusivas en los contratos hipotecarios fue la principal causa de este decremento.

El aumento de las demandas judiciales contra las entidades financieras, que ha hecho que la justicia creara la entrada de los juzgados especializados en este tipo de cláusulas, y los acuerdos extrajudiciales entre el cliente y el banco han sido la principal causa de la reducción del número de reclamaciones al Banco de España.

Del total de estas reclamaciones, el BdE redactó 5.819 resoluciones, de las el 61%, casi  3.560 fueron favorables al cliente afectado.

Se disparan las quejas por los gastos hipotecarios

Pese a que el dato de 2016 fue el más de los últimos años, las reclamaciones han comenzado 2017 con un repunte del 60% entre enero y abril, con más de 8.000 denuncias al Banco de España. La mayoría vienen procedentes de quejas de los gastos hipotecarios relacionados con la contratación del préstamo.

Reclaman el reparto de gastos asociados a la hipoteca como los de gestoría, notario y el impuesto de actos jurídicos documentados. “Si se proyecta esta cantidad a lo que queda de año, las reclamaciones en 2017 podrían acercarse a las 30.000.