UNESCO

UNESCO

En la región china de Fujian hay cerca de 3.000 edificios residenciales de forma circular, son las llamadas ‘casas redondas’ o ‘tulou’. Sin embargo, únicamente hay 46 protegidos por la UNESCO, los más grandes o excepcionales. El resto, de menor tamaño o importancia, se deterioran a marchas forzadas sin un plan estatal que ayude a su conservación. Todas las iniciativas para salvar estos curiosos inmuebles que tiene su origen en el siglo XII –y en los que pueden llegar a vivir hasta 80 familias– son privadas.

Estas construcciones de gruesos muros de hasta dos metros de grosor que recuerdan a los coliseos romanos están viviendo un éxodo de residentes. Sus habitantes se trasladan a las grandes ciudades en busca de mejores oportunidades.

En origen, servían de vivienda a la totalidad de los miembros de un mismo clan. Constituían pueblos enteros de hasta 800 personas, que solían llamarse ‘pequeños reinos familiares’ o ‘pequeñas ciudades prósperas’ y usaban sus gruesos muros para protegerse de los bandidos. Hoy, sin embargo, sirven de refugio para familias rurales de escasos recursos.

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO

UNESCO