Los hogares están cada más concienciados de que su vivienda necesita una reforma. El año pasado, los gastos de mantenimiento y renovación aumentaron un 5,2% interanual, hasta los 829 euros de media, y hasta un 18,2% si se compara con 2013, según un estudio de la asociación Andimac. En Cantabria (10,2%), Baleares (7,7%) y Cataluña (6,7%)  fue donde se incrementó más el gasto medio por hogar frente a 2015, y en Castilla y León (1.049 euros), Baleares (1.004)  y Comunidad Valenciana (975) donde más dinero invirtieron las familias.  

Pese al incremento registado, la reforma de los hogares sigue sin estar entre las prioridades de muchas familias, cuando apenas dedican poco más del 3% de su presupuesto al mantenimiento de su vivienda. Según el Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar realizado por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), se reforma una de cada 100 viviendas construidas en España. Con ello, el año que viene se renovarán cerca del millón de casas (de los 25 millones de viviendas).

Según el estudio, el gasto medio por hogar en una rehabilitación creció un 5,2% interanual en 2016 hasta los 829 euros por hogar. Si se compara con 2013, uno de los peores años de la crisis, la evolución fue de hasta el 18,2%, cuando ese año de media se tenía un presupuesto de 701 euros.  

 Los principales gastos en la reforma van destinados a materiales y equipamiento, como las puertas, tarimas, sanitarios, grifería, muebles y accesorios de baño, electrodomésticos y muebles de cocina.

“Cerca del 70% de las viviendas de segunda mano que se compran pasan antes o después por una reforma, bien para hacerlas más habitables o bien para volverlas a sacar el mercado”, según el informe de Andimac. “Una renovación integral de una vivienda tiene un coste de alrededor de 50.000 euros de media para un piso tipo de 90 m2 y puede revalorizarla cerca de un 20%”, concretan.  

Por regiones, las familias de Castilla y León, Islas Baleares y Comunidad Valenciana fueron las que más gastaron en reformar sus viviendas el pasado año, en valores absolutos, con  1.049 euros, 1.004 euros y 975 euros de media, respectivamente. Por el lado contrario, País Vasco y Canarias, con una media de 655 euros y 696 euros, respectivamente, fueron las que menos dinero dedicaron a la renovación de sus casas.  

 En la evolución desde 2015 a 2016, fueron Cantabria (10,2%), Baleares (7,7%) y Cataluña (6,7%)  las regiones que más incrementaron su gasto medio por familia, superando esa media del 5,2%. Mientras, las que menos incrementaron su presupuesto fueron Navarra (1,7%), La Rioja(1,6%), Extremadura (1,5%) y Ceuta y Melilla (1,5%).  

La reforma ya mueve un volumen de negocio de más 15.200 millones de euros y se espera que en 2018 alcance los 16.185 millones, con incrementos en el gasto del 3,7% en 2017 y del 1,6% en 2018, según la organización. 

“Para incentivar el sector de las reformas en los hogares, desde la Administración es imprescindible recuperar la deducción de IRPF por rehabilitación de la vivienda habitual en el tramo estatal y autonómico, que se eliminó en 2013”, reclaman desde Andimac.  

El futuro del Plan Estatal de Vivienda pasa por la reforma interior de viviendas bajo criterios de accesibilidad, ahorro energético, seguridad y saludribad. “Proponemos impulsar la creación del Código Técnico de la Reforma (CTR) a imagen y semejanza del Código Técnico de la Edificación (CTE) para viviendas nueva.