AndyYeung

AndyYeung

En la ciudad autónoma china de Hong Kong viven más de 7 millones de personas. En un área de poco más de 1.000 km2, la construcción de rascacielos es la edificación más común, pero supone levantar espacios pequeños, que para muchos de nosotros resultarían claustrofóbicos, algunos conocidos como las casas ataúd, las casas colmena o los pisos mosquito.

Desde el cielo, la visión tampoco mejora mucho. A vista de dron los rascacielos parecen moles empinadas y estrechas con pocos espacios abiertos.

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung

AndyYeung