//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/core.min.js//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/video-plugin/main_html5.min.js//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/skin-plugin/html5-skin.min.js//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/video-plugin/bit_wrapper.min.js//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/video-plugin/osmf_flash.min.js

var playerParam = {‘pcode’:’BhdmY6l9g002rBhQ6aEBZiheacDu’,’playerBrandingId’:’6e12e8b3387a44daacfb73afba25a76e’,’skin’: {‘config’: ‘//player.ooyala.com/static/v4/stable/latest/skin-plugin/skin.json’} };OO.ready(function() {window.pp = OO.Player.create(‘container’, ‘9qbGFvYjE6gO7wju1kybk5TX8UqcF-rs’, playerParam); });

El empresario e inversor Warren Buffett es el segundo hombre más rico del mundo, según la lista Forbes. Acumula una fortuna aproximada de 75.600 millones de dólares, unos 66.500 millones de euros. Sin embargo, pese a todo el dinero que atesora, el ‘oráculo de Omaha’, tal y como se le conoce en Wall Street, vive en la misma casa desde 1958, en una mansión de un tranquilo vecindario de esta ciudad de Nebraska que compró por 31.500 dólares, unos 250.000 dólares de la época actual. esto supone sólo un 0,001% de su patrimonio. 

Lo que el propio Buffett llamó “la tercera mejor inversión que he hecho nunca” cuenta con 610 metros cuadrados, tiene cinco dormitorios, tres baños, jardín y se encuentra vallada y con protección por cámaras. El empresario la compró en 1958 por 31.500 dólares, que si lo trasladamos a la época actual serían unos 250.000 dólares. Si ahora mismo la pusiera en venta, estaría valorada en unos 652.600 dólares.

¿Por qué nunca se ha cambiado de casa pese a todo? Muchos medios le han preguntado por esto y Buffett ha contestado que “Aquí soy feliz. Me mudaría si pensara que sería más feliz en algún otro sitio”, llegó a contestar a la BBC.

Parece que el multimillonario tiene buen ojo para las inversiones inmobiliarias y que no es un caprichoso que cambia cada dos por tres de propiedad. De hecho, solo hace poco meses puso a la venta su residencia de vacaciones en Laguna Beach, California (EEUU), que compró en 1971 por solo 150.000 dólares. Ahora, el CEO de la compañía Berkshire Hathaway la vende por 11 millones de dólares (10,3 millones de euros).