La Diputación de Girona acumulaba consultas que mostraban la preocupación de diferentes ayuntamientos locales ante la okupación de inmuebles, ya fuesen por motivos sociales, delictivas o políticas. Buscaron cómo dar soporte a los distintos consistorios afectados y elaboraron un documento para saber cómo atenerse jurídicamente ante los diferentes escenarios: si hay que realojar, desalojar o un proceso de recuperación de la vivienda por vía judicial.

El documento, titulado ‘Actuaciones ante la ocupación irregular de inmuebles desde una perspectiva local’, se ha presentado por la técnica en Vivienda de la Diputación de Girona, Anna Pla, en el Congreso Internacional sobre aspectos legales de la vivienda. En su presentación ha explicado que la Diputación ofrecerá la posibilidad de solicitar el documento mediante su web. “Se trata de un documento muy sencillo que todos pueden entender, no es documento jurídico ni ningún protocolo“, explica Anna Pla. 

Está redactado dentro del marco normativo aplicable a estas situaciones y ofrece documentación estandarizada para todos los municipios y saber cómo actuar desde las áreas de Padrón, Servicios Sociales, Urbanismo y Servicios Técnicos, Policia Local o servicios de Vivienda.

Tiene un carácter orientativo, no legal, y se ha podido elaborar gracias a las aportaciones hechas por el grupo de trabajo de okupaciones de la Agencia de Vivienda de Cataluña, del Colegio de Abogados de Girona, diversos mediadores y con la colaboración de la Universidad de Girona. 

El documento se irá actualizando según vaya habiendo incorporaciones de nueva legislación, tanto de ámbito europeo, autonómico como estatal, y experiencias de los ayuntamientos colaboradores. La próxima reunión que mantendrá el grupo de trabajo será el 22 de junio: “es un manual vivo que se irá reeditando para definiri qué instrumentos municipales utilizar para la regularización, mediación, desalojo o realojo”, resume Pla.

El manual expone los diferentes elementos que intervienen en las actuaciones irregulares. Por ejemplo, siempre que sea ocupación delictiva siempre deberán desalojar, ¿pero cómo detectar una u otra ocupación? “Es ahí, con los diferentes ejempls que nos trasladan los ayuntamientos que ayudaremos a resolver esas dudas”, cuenta Pla, aunque principalmente todo dependerá de la situación familiar. De momento, el manual no será público, “queremos al principio mantener un control de qué ayuntamientos lo van a utilizar”, aclara Pla.