Los visados concedidos para la construcción de viviendas nueva ralentizaron su crecimiento en abril, hasta las 4.908 unidades, el dato mensual más bajo de lo que va de año. Pero los datos del Ministerio de Fomento confirman un crecimiento del 2,4% interanual y de hasta un 15,1% en el acumulado del año, con más de 24.870 permisos para levantar casas.

El ritmo de crecimiento de los visados de obra nueva se frenó en el cuarto mes del año, aunque mantiene la senda positiva que lleva arrastrando desde los mínimos marcados en 2013. En abril se concedieron permisos para 4.908 viviendas, un 2,4% interanual más, pero hasta un 31,6% menos que el mes de marzo, cuando se alcanzaron las 7.184 unidades, su mejor dato mensual desde septiembre de 2011.

En cuanto al acumulado de 2017, el aumento alcanza el 15,1% interanual con 24.871 viviendas nuevas en los primeros cuatro meses del año, un porcentaje que se va ajustando con el avance de los meses. Arrancó con un 26,1% y ya se ha ajustado más de 10 puntos porcentuales, una corrección propia de la evolución mensual.

La recuperación del mercado de la obra nueva siempre hay que contextualizarlo con la época del boom inmobiliario. Los datos actuales se encuentran lejos aún de las cifras desorbitadas de visados concedidos en plena burbuja inmobiliaria. Cabe recordar que entre 2003 y 2008 se concedían en un solo mes los mismos visados para levantar casas que los permisos concedidos durante todo un año desde 2012.