Las columnas flotantes de Covent Garden / Alex Chinneck

Las columnas flotantes de Covent Garden / Alex Chinneck

La arquitectura también puede engañar a nuestros sentidos. Columnas que se tambalean, fachadas que desaparecen o edificios que reflejan el entorno formar parte del truco. A lo largo y ancho del planeta podemos encontrar diferentes ilusiones ópticas en algunos edificios sorprendentes. Por eso, es necesario contemplarlos con detenimiento, incluso buscando la perspectiva más adecuada, para descubrir el misterio. ¿Estás preparado?

Espejos que ‘multiplican’ edificios

<img alt="Espejos que ‘multiplican’ edificios" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/1_0.jpg?sv=iEqLtGt_" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Hines" data-description="

Los espejos dan mucho juego en la sede de la aseguradora Hartford Steam Boiler. Situado en la ciudad de Hartford (en el estado de Connecticut, EEUU) este edificio, con 24 pisos de altura, cuenta con dos caras muy distintas. Por un lado, visto desde el río Connecticut se erige como una torre, mientras que, por su parte contraria, ofrece una singular ilusión óptica que hace confundir los márgenes de la construcción.

Diseñado por el prestigioso estudio de ingeniería y arquitectura Skidmore, Owings and Merrill, cuenta con un revestimiento de espejos y una combinación de granito que son los responsables de ese efecto multiplicador. ¿Tú cuántas torres ves?

” data-title=”Espejos que ‘multiplican’ edificios” data-portal-copyright=”Hines” data-fid=”1947391″ width=”1200″ height=”804″/>

Hines

Los espejos dan mucho juego en la sede de la aseguradora Hartford Steam Boiler. Situado en la ciudad de Hartford (en el estado de Connecticut, EEUU) este edificio, con 24 pisos de altura, cuenta con dos caras muy distintas. Por un lado, visto desde el río Connecticut se erige como una torre, mientras que, por su parte contraria, ofrece una singular ilusión óptica que hace confundir los márgenes de la construcción.

Diseñado por el prestigioso estudio de ingeniería y arquitectura Skidmore, Owings and Merrill, cuenta con un revestimiento de espejos y una combinación de granito que son los responsables de ese efecto multiplicador. ¿Tú cuántas torres ves?

Fachadas que parecen tener volumen

<img alt="Fachadas que parecen tener volumen" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/2_0.jpg?sv=lnvNz1KS" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Fernando Peixoto" data-description="

El arquitecto brasileño Fernando Peixoto destaca por trabajar patrones de blanco y negro con trazos que simulan formas geométricas. Así, consigue dotar a las fachadas de sus edificios, completamente planas, de diferentes volúmenes visuales que parecen sobresalir. Esta obra se puede contemplar en el Hotel Smart Conect en Salvador de Bahía, Brasil.

” data-title=”Fachadas que parecen tener volumen” data-portal-copyright=”Fernando Peixoto” data-fid=”1947392″ width=”1100″ height=”731″/>

Fernando Peixoto

El arquitecto brasileño Fernando Peixoto destaca por trabajar patrones de blanco y negro con trazos que simulan formas geométricas. Así, consigue dotar a las fachadas de sus edificios, completamente planas, de diferentes volúmenes visuales que parecen sobresalir. Esta obra se puede contemplar en el Hotel Smart Conect en Salvador de Bahía, Brasil.

Como olas en el mar

<img alt="Como olas en el mar" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/3_0.jpg?sv=nvAfY9yY" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Rafael Gamo" data-description="

La fachada ondulada de los apartamentos Kiral, situados en la Colonia Juárez (Ciudad de México), llama su atención nada más verla. Inspirada en las obras del arte óptico, sus barandillas apostadas delante de su acristalada fachada provocan una sensación de movimiento que nada tiene que ver con la estructura cuadrada y las paredes y suelos rectos que conforman el edificio.

Además, sus diseñadores, los profesionales de la Arquitectura en Movimiento Workshop, han querido jugar con las luces y las sombras para acentuar aún más ese llamativo efecto según el momento del día. ¿No sientes un poco de mareo al verlo?

” data-title=”Como olas en el mar” data-portal-copyright=”Rafael Gamo” data-fid=”1947393″ width=”1280″ height=”853″/>

Rafael Gamo

La fachada ondulada de los apartamentos Kiral, situados en la Colonia Juárez (Ciudad de México), llama su atención nada más verla. Inspirada en las obras del arte óptico, sus barandillas apostadas delante de su acristalada fachada provocan una sensación de movimiento que nada tiene que ver con la estructura cuadrada y las paredes y suelos rectos que conforman el edificio.

Además, sus diseñadores, los profesionales de la Arquitectura en Movimiento Workshop, han querido jugar con las luces y las sombras para acentuar aún más ese llamativo efecto según el momento del día. ¿No sientes un poco de mareo al verlo?

Sosteniéndose en el aire

<img alt="Sosteniéndose en el aire" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/4_0.jpg?sv=IHCLq8pI" data-has-syndication-rights="1" data-caption="MVRDV" data-description="

El edificio Baltyk, dotado con una parte de oficinas y otra de centro comercial, es uno de los primeros proyectos que los arquitectos holandeses de MVRDV completaron en Polonia este mismo año. Concretamente en la ciudad de Poznan, crearon un edificio que, dependiendo desde el lugar en el que se mire, adopta una forma diferente. Desde una perspectiva parece estar haciendo esfuerzos para tenerse en pie, pero, a medida que se le rodea, se descubre el resto de su estructura, con una base de hormigón. ¿Pensabas que se iba a desplomar en cualquier momento?

” data-title=”Sosteniéndose en el aire” data-portal-copyright=”MVRDV” data-fid=”1947394″ width=”643″ height=”471″/>

MVRDV

El edificio Baltyk, dotado con una parte de oficinas y otra de centro comercial, es uno de los primeros proyectos que los arquitectos holandeses de MVRDV completaron en Polonia este mismo año. Concretamente en la ciudad de Poznan, crearon un edificio que, dependiendo desde el lugar en el que se mire, adopta una forma diferente. Desde una perspectiva parece estar haciendo esfuerzos para tenerse en pie, pero, a medida que se le rodea, se descubre el resto de su estructura, con una base de hormigón. ¿Pensabas que se iba a desplomar en cualquier momento?

Las columnas flotantes de Covent Garden

<img alt="Las columnas flotantes de Covent Garden" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/5_0.jpg?sv=7lFpeob2" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Alex Chinneck" data-description="

La vista también nos engaña contemplado el edificio histórico del mercado de Covent Garden, en el centro de Londres. El culpable es el artista experto en ilusiones ópticas, Alex Chinneck, que ha creado una fachada surrealista que imita la arquitectura de la zona.

Lo más impresionante es que consta de unas columnas que parecen partidas por la mitad, de forma que su parte superior parece flotar en el aire como por arte de magia. Esta espectacular obra que llama la atención de quien se acerca por el conocido mercado. No en vano, le ha llevado a su creador 500 horas pintarlo con diferentes técnicas. ¿Crees que se caerá?

” data-title=”Las columnas flotantes de Covent Garden” data-portal-copyright=”Alex Chinneck” data-fid=”1947395″ width=”1500″ height=”1021″/>

Alex Chinneck

La vista también nos engaña contemplado el edificio histórico del mercado de Covent Garden, en el centro de Londres. El culpable es el artista experto en ilusiones ópticas, Alex Chinneck, que ha creado una fachada surrealista que imita la arquitectura de la zona.

Lo más impresionante es que consta de unas columnas que parecen partidas por la mitad, de forma que su parte superior parece flotar en el aire como por arte de magia. Esta espectacular obra que llama la atención de quien se acerca por el conocido mercado. No en vano, le ha llevado a su creador 500 horas pintarlo con diferentes técnicas. ¿Crees que se caerá?

Confundiéndose con el cielo

<img alt="Confundiéndose con el cielo" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/6_0.jpg?sv=cumQFPMr" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Kyle Dreier" data-description="

Con 29 pisos, el edificio Pinnacle es uno de los rascacielos más altos de Nashville, en el estado de Tennessee (EEUU). Ahora bien, llama realmente la atención por su habilidad para volverse invisible. Diseñado por los arquitectos Pickard Chilton y Everton Oglesby, su estructura acristalada permite ver el cielo reflejado en su fachada, lo que nos hace pensar que ha desaparecido.

Además, es el primer edificio de la zona con certificación sostenible LEED Gold, una de las más elevadas. Entre sus múltiples características destaca su vidrio respetuoso con el medio ambiente y su tejado verde con plantas autóctonas que absorbe el calor y la lluvia, proporcionando un refugio agradable para los ocupantes de la torre.

” data-title=”Confundiéndose con el cielo” data-portal-copyright=”Kyle Dreier” data-fid=”1947396″ width=”509″ height=”558″/>

Kyle Dreier

Con 29 pisos, el edificio Pinnacle es uno de los rascacielos más altos de Nashville, en el estado de Tennessee (EEUU). Ahora bien, llama realmente la atención por su habilidad para volverse invisible. Diseñado por los arquitectos Pickard Chilton y Everton Oglesby, su estructura acristalada permite ver el cielo reflejado en su fachada, lo que nos hace pensar que ha desaparecido.

Además, es el primer edificio de la zona con certificación sostenible LEED Gold, una de las más elevadas. Entre sus múltiples características destaca su vidrio respetuoso con el medio ambiente y su tejado verde con plantas autóctonas que absorbe el calor y la lluvia, proporcionando un refugio agradable para los ocupantes de la torre.

Una mareante ilusión en blanco y negro

<img alt="Una mareante ilusión en blanco y negro" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/7_0.jpg?sv=ZTXMfd7U" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Wikimedia commons" data-description="

En blanco y negro, el edificio de los servicios de Aduanas de Australia, situado en Melbourne, también juega con sus formas. En esta ocasión, se inspira en la ilusión óptica ‘pared de café’ basada en disponer simétricamente cuadrados blancos y negros del mismo tamaño para crear una distorsión.

Aunque no seamos capaces de verlo en la imagen, cada piso es del mismo tamaño y está a a misma altura. Sin embargo, nuestro cerebro no es capaz de ver toda la pared como un todo y separa las zonas oscuras de las claras. Este efecto óptico fue descubierto por el psicólogo Richard Gregory mientras observaba una pared de un café de Bristol alicatada con azulejos blancos y negros, de ahí su nombre.

” data-title=”Una mareante ilusión en blanco y negro” data-portal-copyright=”Wikimedia commons” data-fid=”1947397″ width=”2500″ height=”1875″/>

Wikimedia commons

En blanco y negro, el edificio de los servicios de Aduanas de Australia, situado en Melbourne, también juega con sus formas. En esta ocasión, se inspira en la ilusión óptica ‘pared de café’ basada en disponer simétricamente cuadrados blancos y negros del mismo tamaño para crear una distorsión.

Aunque no seamos capaces de verlo en la imagen, cada piso es del mismo tamaño y está a a misma altura. Sin embargo, nuestro cerebro no es capaz de ver toda la pared como un todo y separa las zonas oscuras de las claras. Este efecto óptico fue descubierto por el psicólogo Richard Gregory mientras observaba una pared de un café de Bristol alicatada con azulejos blancos y negros, de ahí su nombre.

Una casa ‘mal dibujada’

<img alt="Una casa ‘mal dibujada’" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/8_0.jpg?sv=8LKNoV2d" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Pierre Delavie" data-description="

Este edificio en el barrio parisino de los Campos Elíseos parece a punto de derretirse, aunque, como los anteriores, también hay truco. En este caso, se trata de un proyecto fotográfico para tapar las obras de restauración de una construción propia del estilo de Haussmann imperante en la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX. Para ello, el grupo Bleeker, propietario del inmueble, encargó a la empresa Athem un andamio que fuera diferente.

El prestigioso fotógrafo Pierre Delavie se encargó de fotografiar el edificio y distorsionar las imágenes que se imprimieron en un lienzo de 2.500 metros cuadrados. Colgada en 2007, esta gran lona cumplía una doble función: ocultar los antiestéticos andamios y sorprender a los viandantes con la popular técnica del trampantojo. Sin duda, una auténtica obra de arte.

” data-title=”Una casa ‘mal dibujada’” data-portal-copyright=”Pierre Delavie” data-fid=”1947398″ width=”868″ height=”533″/>

Pierre Delavie

Este edificio en el barrio parisino de los Campos Elíseos parece a punto de derretirse, aunque, como los anteriores, también hay truco. En este caso, se trata de un proyecto fotográfico para tapar las obras de restauración de una construción propia del estilo de Haussmann imperante en la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX. Para ello, el grupo Bleeker, propietario del inmueble, encargó a la empresa Athem un andamio que fuera diferente.

El prestigioso fotógrafo Pierre Delavie se encargó de fotografiar el edificio y distorsionar las imágenes que se imprimieron en un lienzo de 2.500 metros cuadrados. Colgada en 2007, esta gran lona cumplía una doble función: ocultar los antiestéticos andamios y sorprender a los viandantes con la popular técnica del trampantojo. Sin duda, una auténtica obra de arte.

El edificio que quiere ser el de enfrente

<img alt="El edificio que quiere ser el de enfrente" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/9_0.jpg?sv=aaMPSKuW" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Paul Ott" data-description="

Si a este edificio hubiera que dotarle de una virtud propia de un ser vivo, esa sería la de pasar desapercibido cual camaleón. Situado en el pleno centro de la ciudad austriaca de Graz, este bloque está rodeado de construcciones centenarias e imponentes que han convertido a la calle en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Con el fin de conservar este legado, el estudio de arquitectura Hope of Glory cubrió la fachada con acero inoxidable pulido para que el entorno se reflejara en el edificio. Una ilusión que convierte a este edificio futurista en uno histórico. 

” data-title=”El edificio que quiere ser el de enfrente” data-portal-copyright=”Paul Ott” data-fid=”1947399″ width=”1000″ height=”1000″/>

Paul Ott

Si a este edificio hubiera que dotarle de una virtud propia de un ser vivo, esa sería la de pasar desapercibido cual camaleón. Situado en el pleno centro de la ciudad austriaca de Graz, este bloque está rodeado de construcciones centenarias e imponentes que han convertido a la calle en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Con el fin de conservar este legado, el estudio de arquitectura Hope of Glory cubrió la fachada con acero inoxidable pulido para que el entorno se reflejara en el edificio. Una ilusión que convierte a este edificio futurista en uno histórico. 

La casa que no es una casa

<img alt="La casa que no es una casa" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2017-07/10.jpg?sv=JOTCWxTI" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Flickr/woodleywondereorks" data-description="

Así es esta obra titulada ‘Casa’ del artista neoyorquino Roy Lichtenstein que se puede ver en el jardín de esculturas de la Galería de Arte Nacional de Washington D.C. Fabricada y pintada en aluminio entre 1996 y 1998, se trata de una suerte de lienzo diseñado para crear un efecto tridimensional, como si se tratara de una pequeña casa que se puede ocupar realmente. 

” data-title=”La casa que no es una casa” data-portal-copyright=”Flickr/woodleywondereorks” data-fid=”1947400″ width=”1024″ height=”711″/>

Flickr/woodleywondereorks

Así es esta obra titulada ‘Casa’ del artista neoyorquino Roy Lichtenstein que se puede ver en el jardín de esculturas de la Galería de Arte Nacional de Washington D.C. Fabricada y pintada en aluminio entre 1996 y 1998, se trata de una suerte de lienzo diseñado para crear un efecto tridimensional, como si se tratara de una pequeña casa que se puede ocupar realmente.